Publicador de contenidos

La comunicación, punto clave en un programa saludable
Cerrar
Artículo
La comunicación, punto clave en un programa saludable
Avatar autor Natàlia Gimferrer
Técnica Promoción de la Salud de MC MUTUAL
19/07/2022
La comunicación, punto clave en un programa saludable

La comunicación es importante en cualquier ámbito de actuación; sin ella, no transmitimos nada, nos aislamos. Comunicarnos es vital para que exista un buen entendimiento entre las personas, es un proceso necesario en el que se intercambian opiniones, datos o información sobre un tema determinado. En la empresa, la comunicación se establece como un recurso fundamental para mejorar las condiciones de trabajo de todas sus áreas.

Comunicar desde la empresa al exterior es un segmento muy trabajado por las actuales compañías, pues de ello se cree, en cierta manera erróneamente, que es su motor de existencia. Sin embargo, es común olvidarse del mayor activo de una empresa: sus propios empleados, y es que, cuanto mejor sea la comunicación interna de una empresa, mucho más positiva será la comunicación externa.

La comunicación interna puede definirse como la forma en que una empresa interactúa con sus empleados. Esta aporta un valor incalculable para la mejora del rendimiento, además de favorecer unas mejores condiciones de trabajo, y en un programa saludable ejerce la misma importancia: la comunicación se vuelve fundamental para lograr el éxito.


RETOS EN LA COMUNICACIÓN

La eficacia de la gestión de un programa de empresa saludable, planificar objetivos y definir un plan de acción, son estrategias que dependen, en gran parte, del tipo de comunicación que desarrolle la empresa a sus empleados. Es la buena comunicación en una empresa la que la hace saludable.

Para un programa de empresa saludable, la empresa debe crear una cultura comunicacional que rija su dinámica. Lo que no se comunica, no existe. Si queremos atraer a los empleados, hacerlos partícipes, motivarlos y retenerlos, debemos saber comunicar. Veamos cómo podemos mejorar nuestras comunicaciones internas en un programa de empresa saludable.

1. Modelo de comunicación atractivo. Comunicar de manera clara, trasparente y de manera estructurada. Es vital saber muy bien qué se comunicará y cómo se va a hacer, y seguir una coherencia. Para una buena comunicación, hay que conocer bien a la empresa y a sus empleados. Es importante dedicar tiempo a planificar las futuras comunicaciones y, además, hacerlo de forma variada, atractiva e interesante.

2. Atender la diversidad. Ofrecer diferentes vías de comunicación, tanto online como offline, sobre todo en aquellas empresas en las que hay tipologías de trabajos muy distintos: oficinas y producción, almacén, expedición, etc. Algunas vías de comunicación serian:

  • Intranet.
  • Newsletter. Indispensables en la rutina de las empresas. Son ideales para enviar a los empleados: noticias interesantes, acciones propuestas, eventos, testimonios, novedades, etc.
  • Redes sociales corporativas. Ayuda a los empleados a interactuar y colaborar entre ellos, además de ser una forma rápida y eficaz de comunicar todas las acciones saludables.
  • Buzón de sugerencias. Es muy importante disponer de él, tanto en formato físico como online. Ayuda a recoger las ideas, feedback y opiniones de los empleados, vitales para la evolución y el desarrollo de un programa saludable.
  • Reunión. Una de las herramientas de comunicación más utilizadas desde siempre, infalible y con comunicación directa. Las reuniones sirven para informar, capacitar y motivar, sobre todo, en aquellas empresas con más dispersión y/o diversidad de trabajos.

3. Crear impacto. Conectar la comunicación con las emociones. Hablar para todos, utilizando el humor y la cercanía. En estas comunicaciones de empresa saludable podemos dejar los tecnicismos y cordialidad aparte y pasar a ser divertidos. No olvidemos, sin embargo, que, a la hora de comunicar, nada debe ser al azar.

4. Buscar la creatividad. Hay que buscar fórmulas originales y frescas a la hora de comunicar, es importante diferenciar el proyecto del resto de proyectos de la empresa. Las nuevas tecnologías pueden ser una muy buena herramienta, con la utilización de vídeos, audios, pódcast, infografías, etc.

5. Buscar embajadores. Es muy importante implicar a trabajadores para conseguir un mayor alcance. Cuando las comunicaciones las van haciendo diferentes personas de la empresa, se vuelven interesantes, creativas y motivadoras, por lo que es vital detectar líderes dentro de la compañía que incentiven a la participación del resto de compañeros en las acciones saludables planteadas. ¿Conoces los influencers de salud? En este artículo lo explicamos.


VENTAJAS DE UNA COMUNICACIÓN INTERNA ADECUADA

Las ventajas más destacadas que encontramos en una buena comunicación interna del programa de empresa saludable son:

  • Mantenemos a los empleados informados. Informarlos de todo, de los proyectos, los objetivos y todas las acciones que se llevan a cabo.
  • Creamos cultura empresarial, puesto que facilitamos una empresa transparente y cercana.
  • Creamos compromiso. La información hace que el empleado sepa en qué se está trabajando y pueda expresar sus opiniones. Esto lo hace sentir parte de todo y mostrar un mayor compromiso con la empresa.


CONCLUSIONES

Con lo expuesto hasta ahora podemos apreciar el grado de importancia de la comunicación interna en un programa de empresa saludable. Es un factor básico y repercute enormemente en el éxito de nuestro programa. La participación, la motivación y el entusiasmo de un programa saludable dependen, en un alto porcentaje, de la comunicación que hay detrás.

Aquellas empresas con una comunicación ineficaz y oscura, a medias o poco transparente, pierden rendimiento y el compromiso de los empleados, lo que lleva a un ineficaz programa de empresa saludable, y la pérdida de esfuerzo y ganas por el camino.


Licencia de Creative Commons

Documentos relacionados

No hay documentos relacionados

Referencias

No hay referencias

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado
Artículo
La comunicación, punto clave en un programa saludable
Avatar autorNatàlia Gimferrer
Técnica Promoción de la Salud de MC MUTUAL

Imagen imprimir

La comunicación es importante en cualquier ámbito de actuación; sin ella, no transmitimos nada, nos aislamos. Comunicarnos es vital para que exista un buen entendimiento entre las personas, es un proceso necesario en el que se intercambian opiniones, datos o información sobre un tema determinado. En la empresa, la comunicación se establece como un recurso fundamental para mejorar las condiciones de trabajo de todas sus áreas.

Comunicar desde la empresa al exterior es un segmento muy trabajado por las actuales compañías, pues de ello se cree, en cierta manera erróneamente, que es su motor de existencia. Sin embargo, es común olvidarse del mayor activo de una empresa: sus propios empleados, y es que, cuanto mejor sea la comunicación interna de una empresa, mucho más positiva será la comunicación externa.

La comunicación interna puede definirse como la forma en que una empresa interactúa con sus empleados. Esta aporta un valor incalculable para la mejora del rendimiento, además de favorecer unas mejores condiciones de trabajo, y en un programa saludable ejerce la misma importancia: la comunicación se vuelve fundamental para lograr el éxito.


RETOS EN LA COMUNICACIÓN

La eficacia de la gestión de un programa de empresa saludable, planificar objetivos y definir un plan de acción, son estrategias que dependen, en gran parte, del tipo de comunicación que desarrolle la empresa a sus empleados. Es la buena comunicación en una empresa la que la hace saludable.

Para un programa de empresa saludable, la empresa debe crear una cultura comunicacional que rija su dinámica. Lo que no se comunica, no existe. Si queremos atraer a los empleados, hacerlos partícipes, motivarlos y retenerlos, debemos saber comunicar. Veamos cómo podemos mejorar nuestras comunicaciones internas en un programa de empresa saludable.

1. Modelo de comunicación atractivo. Comunicar de manera clara, trasparente y de manera estructurada. Es vital saber muy bien qué se comunicará y cómo se va a hacer, y seguir una coherencia. Para una buena comunicación, hay que conocer bien a la empresa y a sus empleados. Es importante dedicar tiempo a planificar las futuras comunicaciones y, además, hacerlo de forma variada, atractiva e interesante.

2. Atender la diversidad. Ofrecer diferentes vías de comunicación, tanto online como offline, sobre todo en aquellas empresas en las que hay tipologías de trabajos muy distintos: oficinas y producción, almacén, expedición, etc. Algunas vías de comunicación serian:

  • Intranet.
  • Newsletter. Indispensables en la rutina de las empresas. Son ideales para enviar a los empleados: noticias interesantes, acciones propuestas, eventos, testimonios, novedades, etc.
  • Redes sociales corporativas. Ayuda a los empleados a interactuar y colaborar entre ellos, además de ser una forma rápida y eficaz de comunicar todas las acciones saludables.
  • Buzón de sugerencias. Es muy importante disponer de él, tanto en formato físico como online. Ayuda a recoger las ideas, feedback y opiniones de los empleados, vitales para la evolución y el desarrollo de un programa saludable.
  • Reunión. Una de las herramientas de comunicación más utilizadas desde siempre, infalible y con comunicación directa. Las reuniones sirven para informar, capacitar y motivar, sobre todo, en aquellas empresas con más dispersión y/o diversidad de trabajos.

3. Crear impacto. Conectar la comunicación con las emociones. Hablar para todos, utilizando el humor y la cercanía. En estas comunicaciones de empresa saludable podemos dejar los tecnicismos y cordialidad aparte y pasar a ser divertidos. No olvidemos, sin embargo, que, a la hora de comunicar, nada debe ser al azar.

4. Buscar la creatividad. Hay que buscar fórmulas originales y frescas a la hora de comunicar, es importante diferenciar el proyecto del resto de proyectos de la empresa. Las nuevas tecnologías pueden ser una muy buena herramienta, con la utilización de vídeos, audios, pódcast, infografías, etc.

5. Buscar embajadores. Es muy importante implicar a trabajadores para conseguir un mayor alcance. Cuando las comunicaciones las van haciendo diferentes personas de la empresa, se vuelven interesantes, creativas y motivadoras, por lo que es vital detectar líderes dentro de la compañía que incentiven a la participación del resto de compañeros en las acciones saludables planteadas. ¿Conoces los influencers de salud? En este artículo lo explicamos.


VENTAJAS DE UNA COMUNICACIÓN INTERNA ADECUADA

Las ventajas más destacadas que encontramos en una buena comunicación interna del programa de empresa saludable son:

  • Mantenemos a los empleados informados. Informarlos de todo, de los proyectos, los objetivos y todas las acciones que se llevan a cabo.
  • Creamos cultura empresarial, puesto que facilitamos una empresa transparente y cercana.
  • Creamos compromiso. La información hace que el empleado sepa en qué se está trabajando y pueda expresar sus opiniones. Esto lo hace sentir parte de todo y mostrar un mayor compromiso con la empresa.


CONCLUSIONES

Con lo expuesto hasta ahora podemos apreciar el grado de importancia de la comunicación interna en un programa de empresa saludable. Es un factor básico y repercute enormemente en el éxito de nuestro programa. La participación, la motivación y el entusiasmo de un programa saludable dependen, en un alto porcentaje, de la comunicación que hay detrás.

Aquellas empresas con una comunicación ineficaz y oscura, a medias o poco transparente, pierden rendimiento y el compromiso de los empleados, lo que lleva a un ineficaz programa de empresa saludable, y la pérdida de esfuerzo y ganas por el camino.


Licencia de Creative Commons