Publicador de contenidos

Bélgica estudia la semana laboral de cuatro días, pero con nueve horas y media por jornada
Cerrar
Noticia
Bélgica estudia la semana laboral de cuatro días, pero con nueve horas y media por jornada
Redacción 25/10/2021
La medida no genera consenso ni en el seno del Gobierno ni entre la patronal y los sindicatos.
Bélgica estudia la semana laboral de cuatro días, pero con nueve horas y media por jornada

El Gobierno belga está estudiando introducir la semana laboral de cuatro días sin reducción del tiempo de trabajo. Esta reforma, permitiría librar un día más, pero, sin embargo, alargaría las jornadas laborales a nueve horas y media. La propuesta ha sido recibida con poco entusiasmo y muchas dudas en los agentes sociales.

La medida ha sido planteada por el partido liberal neerlandófono Open-VLD dentro de un catálogo de propuestas para la reforma laboral que prevé acometer el Ejecutivo belga y será debatida en las negociaciones del presupuesto para 2022 en la coalición de siete partidos de la que forman parte también socialistas, democristianos y verdes.

De momento, la propuesta de la formación del primer ministro, Alexander de Croo, no genera consenso ni en el seno del Gobierno ni entre la patronal y los sindicatos, con quien tendrán que negociarla si finalmente sale adelante. Sus defensores, como los liberales francófonos del MR, argumentan que permitiría una mejor conciliación de la vida profesional y laboral al dejar un día más libre, reduciría el riesgo de problemas mentales asociados al trabajo como el burnout o síndrome de agotamiento y sería positiva para el medio ambiente al reducir los desplazamientos al trabajo.

Las voces críticas, mayoría en este caso, se dirigen sobre todo al hecho de que aumentaría la carga de trabajo diaria al alargar la jornada, de las 7 horas y 36 minutos actuales a las 9 horas y media, lo que no sería necesariamente mejor para el bienestar del trabajador, la conciliación (sobre todo para los padres con hijos escolarizados) o la productividad. Bélgica se suma así a un debate que lleva tiempo sobre la mesa, pero ha ganado terreno en Europa con la pandemia de la COVID-19, que ha mostrado las posibilidades de organizar el trabajo de modo diferente.

En España, la multinacional de moda Desigual decidió hace algunas semanas introducir la semana de cuatro días con reducción de salario para sus trabajadores, una tendencia que ya exploran otras grandes empresas, como Telefónica, y aplican algunas más pequeñas. El caso más relevante lo plantea Islandia, que entre 2015 y 2017 experimentó en el sector público una reducción del tiempo de trabajo de 40 a unas 35 horas semanales, repartidas en cuatro días y sin reducción de sueldo, que se combinó con medidas para mejorar la productividad como suprimir tareas inútiles o reuniones más cortas.

El resultado fue una mejora del bienestar y la conciliación de vida profesional y familiar para los empleados, y la productividad se mantuvo o aumentó, según un análisis del centro de estudios Anatomy. Este 'éxito' ha llevado a los sindicatos a negociar la reducción de jornada para el 86 % de la fuerza laboral del país, según sus cálculos.


Fuente | La informacion

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado