Publicador de contenidos

Análisis ergonómico funcional del puesto de trabajo
Cerrar
Artículo
Análisis ergonómico funcional del puesto de trabajo
Vanessa Puig Aventín
Técnica Superior en PRL y fisioterapeuta del Departamento de Formación y Sensibilización en PRL de MC MUTUAL
28/09/2021
Análisis ergonómico funcional del puesto de trabajo

El principio de la ergonomía es el de adaptar el trabajo a la persona. Sin embargo, en una etapa inicial los estudios ergonómicos analizan la carga física y los factores ambientales, independientemente de quién sea el trabajador. Al proyectar un puesto de trabajo, lo más habitual es hacerlo según criterios de diseño universal con el fin de que se adapte a la mayoría de trabajadores, siendo excepcional el diseño personalizado para un trabajador en concreto. Los factores individuales (estado de salud, condición física, habilidades, edad, etc.) no siempre se integran de forma eficaz en la gestión de los riesgos ergonómicos.

En ocasiones, será necesario valorar los requerimientos ergonómicos que tiene un trabajador en relación con su capacidad funcional. El análisis ergonómico funcional hace referencia al estudio de las exigencias biomecánicas (balance articular requerido, fuerza a aplicar, postura de trabajo, etc.) y fisiológicas (consumo energético, adaptación a las condiciones de ruido, iluminación, etc.) de un trabajador en su puesto de trabajo.


¿CUÁNDO ES NECESARIO REALIZAR EL ANÁLISIS FUNCIONAL DE LAS DEMANDAS DEL PUESTO DE TRABAJO?

Será necesario realizar el análisis ergonómico funcional cuando:

  • Se estime que las demandas funcionales de las tareas puedan superar la capacidad del trabajador.
  • Los factores de riesgo individuales puedan ser un factor de vulnerabilidad para la aparición de problemas de salud y no se hayan podido integrar en la gestión de los riesgos ergonómicos.


AJUSTE ENTRE DEMANDAS ERGONÓMICAS Y CAPACIDAD FUNCIONAL

Si la capacidad funcional es superior a las demandas funcionales, el trabajador podrá realizar su trabajo de forma eficaz, sin disconfort y sin que entrañe un riesgo para su salud mayor del que tendría si no ocupara ese puesto.

Etapas del ajuste entre demandas y capacidades:

  1. Valoración de la capacidad funcional del trabajador. Detección, por parte de los servicios médicos, de una limitación funcional o algún factor de especial vulnerabilidad, para la aparición de problemas de salud de tipo disergonómico. En ocasiones, con la información que tenga a su disposición el facultativo será suficiente para saber si existe o no un adecuado ajuste entre demandas y capacidades. En otras ocasiones será necesario solicitar información técnica adicional con relación al puesto de trabajo.
  2. Análisis funcional ergonómico del puesto de trabajo. El estudio lo realiza el departamento técnico, habitualmente por petición médica. Toda la información relacionada con el diagnóstico médico o estado de salud del trabajador debe considerarse como estrictamente confidencial, con lo que no puede trascender más allá de los servicios médicos y autoridades sanitarias competentes. Por ejemplo, en el caso de un trabajador con limitación funcional por tendinopatía del manguito de los rotadores, el médico solicitará el análisis de las demandas para hombros (balance articular y fuerza requerida) sin especificar el diagnóstico ni las limitaciones que presente.
  3. Estudio de posibles desajustes entre demandas ergonómicas y capacidad funcional. El trabajo interdisciplinar entre sanitarios y técnicos permitirá detectar si las exigencias ergonómicas suponen alguna dificultad o riesgo para el trabajador. Los servicios médicos deberán indicar las restricciones permanentes o temporales con relación al esfuerzo físico, movilidad y posturas adoptadas, uso de equipos y herramientas, organización del trabajo, etc.
  4. Adaptación del puesto de trabajo. Se deben planificar adaptaciones viables, adecuadas y proporcionadas para eliminar la brecha existente entre demandas y exigencias. Algunos ejemplos de propuestas de adaptación pueden ser: Mecanización de procesos, reorganización del trabajo, reducción temporal del horario, rediseño ergonómico o adecuación de herramientas y equipos de trabajo. Algunas de las adaptaciones adoptadas podrán ser extrapoladas a otros puestos equivalentes, representando una oportunidad de mejora de las condiciones ergonómicas de la organización.
  5. 5. Cambio de puesto de trabajo. Si no es posible mantener al trabajador en el puesto de trabajo habitual, se reasignará un nuevo puesto lo más cercano posible (en funciones y ubicación) a su trabajo habitual, a ser posible con carácter temporal. En los casos que no fuera posible seguir con las funciones productivas, se asignaran funciones alternativas como la de formador, soporte al equipo de producción, tareas documentales, etc.
  6. Seguimiento de la adecuación de las medidas adoptadas en función de posibles cambios en la capacidad funcional. La periodicidad del seguimiento se establecerá en función de criterios clínicos (historia natural de la enfermedad, mejoría funcional o recaída, etc.).


GUÍA Y PLANTILLA PARA EL ANÁLISIS FUNCIONAL ERGONÓMICO DE LOS PUESTOS DE TRABAJO DE MC MUTUAL

MC MUTUAL pone a disposición de sus empresas mutualistas una guía práctica para el análisis de las demandas ergonómicas del puesto de trabajo y una plantilla de informe.

La plantilla facilita el análisis sistematizado de las demandas:

  • Biomecánicas:
    - Para hombros, codos y antebrazos, muñecas, columna cervical, columna dorso-lumbar, extremidades inferiores.
    - Postura de trabajo.
    - Pinzas y presas manuales.
  • Metabólicas
  • Visuales
  • Auditivas

El informe generado permite ver, de forma clara, concreta y precisa, las exigencias ergonómicas del puesto de trabajo, facilitando la toma de decisiones en:

  • La adaptación o cambio de puesto de trabajo por motivos de salud.
  • La protección de trabajadores con diversidad funcional.
  • La reincorporación al trabajo tras incapacidad temporal por trastorno musculoesquelético.

En la guía se describe, de forma detallada, cómo se debe utilizar la plantilla y aquellos aspectos a tener en cuenta a la hora de observar las tareas. En los anexos se incluye la siguiente información complementaria:

  • Metodología de valoración del balance articular.
  • Principios y etapas de la gestión de la vuelta al trabajo tras una incapacidad funcional por trastorno musculoesquelético y en trabajadores con diversidad funcional.
  • Propuestas de adaptaciones según la limitación funcional que presente el trabajador.

Puedes solicitar más información sobre la guía y la plantilla a través de vuestro gestor del mutualista.


Licencia de Creative Commons

Documentos relacionados

No hay documentos relacionados

Referencias

No hay referencias

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado