Publicador de contenidos

Trabajar al aire libre en verano
Cerrar
Noticia
Trabajar al aire libre en verano
Redacción 01/08/2022
Recuperamos el artículo "La paradoja de trabajar al aire libre en verano".
Trabajar al aire libre en verano

Trabajar al aire libre en verano puede resultar grato, pero también puede convertirse en un verdadero reto para el organismo. Un reto que, de darse temperaturas extremas, puede no ser superado con un desenlace fatal, dado el cúmulo excesivo de calor en el organismo.

Las altas temperaturas convierten en hostil cualquier lugar, incluidos los lugares de trabajo al aire libre, donde, además del calor, la radiación UV castiga piel y ojos. De realizarse además una actividad física intensa y continuada, el cuerpo se ve sometido a un estrés térmico tal que, aun y disponer de mecanismos de termorregulación, estos no son capaces de afrontarlo por sí mismos, por lo que se requiere de soportes adicionales en forma de medidas preventivas.

Recuperamos el artículo de Jesús Guasch, técnico superior en prevención de riesgos laborales e ingeniero industrial, "La paradoja de trabajar al aire libre en verano", en el que nos habla de balance térmico y termoregulación, factores de riesgo de estrés térmico, medidas preventivas y primeros síntomas.

Las medidas de prevención son clave para protegernos de los efectos del sol y el calor cuando trabajamos al aire libre. Juntos, ¡podemos salvar vidas!


Licencia de Creative Commons

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado
Bienvenid@ a tu portal de prevención y salud laboral
Noticia
Trabajar al aire libre en verano
Redacción -
Recuperamos el artículo "La paradoja de trabajar al aire libre en verano".
Imagen impresion

Trabajar al aire libre en verano puede resultar grato, pero también puede convertirse en un verdadero reto para el organismo. Un reto que, de darse temperaturas extremas, puede no ser superado con un desenlace fatal, dado el cúmulo excesivo de calor en el organismo.

Las altas temperaturas convierten en hostil cualquier lugar, incluidos los lugares de trabajo al aire libre, donde, además del calor, la radiación UV castiga piel y ojos. De realizarse además una actividad física intensa y continuada, el cuerpo se ve sometido a un estrés térmico tal que, aun y disponer de mecanismos de termorregulación, estos no son capaces de afrontarlo por sí mismos, por lo que se requiere de soportes adicionales en forma de medidas preventivas.

Recuperamos el artículo de Jesús Guasch, técnico superior en prevención de riesgos laborales e ingeniero industrial, "La paradoja de trabajar al aire libre en verano", en el que nos habla de balance térmico y termoregulación, factores de riesgo de estrés térmico, medidas preventivas y primeros síntomas.

Las medidas de prevención son clave para protegernos de los efectos del sol y el calor cuando trabajamos al aire libre. Juntos, ¡podemos salvar vidas!


Licencia de Creative Commons