Publicador de contenidos

Los expertos insisten en reducir la carga laboral para mejorar la salud mental en el trabajo
Cerrar
Noticia
Los expertos insisten en reducir la carga laboral para mejorar la salud mental en el trabajo
Redacción 01/04/2022
La Cátedra de Economía Colaborativa y Transformación Digital de la UV aborda propuestas para mejorar el bienestar de los trabajadores en la ley valenciana de salud mental y el plan de acción de la Generalitat Valenciana.
Los expertos insisten en reducir la carga laboral para mejorar la salud mental en el trabajo

Los expertos en trabajo insisten en reducir la carga laboral y mejorar los salarios para mejorar la salud mental de los trabajadores en activo. La sobrecarga de trabajo es el primer factor que más influye a la salud mental de los empleados, por encima de cuestiones de gravedad como el acoso sexual laboral. Al analizar las bajas laborales más graves y prolongadas, por encima de los 12 meses de duración, los problemas relacionados con la salud mental son los segundos más habituales, por encima del 15 % del total. Estrés, depresión o ansiedad son los quintos problemas en prevalencia y los segundos en gravedad por su prolongación en el tiempo.

Los datos provienen del estudio "Empleo, trabajo y riesgos para la salud mental: análisis y propuestas de intervención", de Óscar Pérez Zapata, profesor de la Universidad Pontificia de Comillas, y Gloria Álvarez Hernández, profesora en la Universidad Carlos III de Madrid, expuesto a principios de marzo en unas jornadas de la Universitat de València (UV) organizadas por Adrián Todolí, profesor de Derecho del Trabajo. La Cátedra de Economía Colaborativa y Transformación Digital que codirige Todolí aborda propuestas para mejorar el bienestar de los trabajadores, aprovechando la coyuntura del plan de acción de salud mental de la Generalitat Valenciana y el debate generado en torno a la propuesta normativa.

Según las últimas encuestas a escala europea que preguntaban a las propias plantillas, son la carga de trabajo, las exigencias emocionales y la precariedad los factores que más influyen en la salud mental de los empleados, con importantes diferencias en cuanto al género. "Una mala salud mental de los trabajadores, no solo implica un daño personal a la mayoría de la población entre 16 y 64 años, sino que representa daños organizacionales, sociales y económicos de enorme calado", señala el análisis. En su intervención, el sociólogo subrayó un salario que permite cubrir los gastos imprevistos de importancia como un factor de estabilidad. Las propuestas de resolución expuestas apuntan, siguiendo esta lógica, a medidas que reduzcan la carga laboral y mejoren las condiciones económicas de los empleados.

El informe plantea que una línea de intervención asociada a la regulación de los ritmos, cargas y exigencias del trabajo tiene potencial para reducir a la mitad los problemas de salud mental entre los trabajadores, mientras que una actuación ligada a la reducción de la precariedad salarial (y al miedo a reclamar mejoras en las condiciones de trabajo) tendría el potencial de reducir entre un 18 y un 25 % estos problemas. La tercera línea reclama una intervención centrada en unas relaciones sociales más adecuadas en el trabajo, con potencial para reducir los problemas entre un 10 y un 19 %.

La jornada laboral de 32 horas o cuatro días se ha erigido como respuesta a muchos de los malestares de los trabajadores, una cuestión que al sociólogo le resulta interesante, pero a la que se acerca desde la cautela, subrayando que debe abordarse la carga de trabajo para no aumentar el estrés: "Si los esfuerzos van a aumentar por reducir la jornada laboral, eso no nos compensa", apunta. "Siempre pensamos que son dos esferas las que producen el desgaste: el esfuerzo y el tiempo. Actualmente, los debates se centran mucho en el tiempo, pero nosotros pensamos que deben atender también al factor esfuerzo", insistió el profesor.

La ponencia, que también contó con la directora de Trabajo, Bienestar y Seguridad Laboral de la Generalitat Valenciana, Elvira Ródenas, defendió la investigación en salud mental como herramienta de prevención de riesgos laborales: "La psicosociología es la gran abandonada de los riesgos laborales, porque es muy difícil determinar si el estrés es consecuencia del trabajo o por características personales. Lo que no se investiga no se sabe, y lo que no se sabe no se previene".


Fuente | elDiario.es

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado
Bienvenid@ a tu portal de prevención y salud laboral
Noticia
Los expertos insisten en reducir la carga laboral para mejorar la salud mental en el trabajo
Redacción -
La Cátedra de Economía Colaborativa y Transformación Digital de la UV aborda propuestas para mejorar el bienestar de los trabajadores en la ley valenciana de salud mental y el plan de acción de la Generalitat Valenciana.
Imagen impresion

Los expertos en trabajo insisten en reducir la carga laboral y mejorar los salarios para mejorar la salud mental de los trabajadores en activo. La sobrecarga de trabajo es el primer factor que más influye a la salud mental de los empleados, por encima de cuestiones de gravedad como el acoso sexual laboral. Al analizar las bajas laborales más graves y prolongadas, por encima de los 12 meses de duración, los problemas relacionados con la salud mental son los segundos más habituales, por encima del 15 % del total. Estrés, depresión o ansiedad son los quintos problemas en prevalencia y los segundos en gravedad por su prolongación en el tiempo.

Los datos provienen del estudio "Empleo, trabajo y riesgos para la salud mental: análisis y propuestas de intervención", de Óscar Pérez Zapata, profesor de la Universidad Pontificia de Comillas, y Gloria Álvarez Hernández, profesora en la Universidad Carlos III de Madrid, expuesto a principios de marzo en unas jornadas de la Universitat de València (UV) organizadas por Adrián Todolí, profesor de Derecho del Trabajo. La Cátedra de Economía Colaborativa y Transformación Digital que codirige Todolí aborda propuestas para mejorar el bienestar de los trabajadores, aprovechando la coyuntura del plan de acción de salud mental de la Generalitat Valenciana y el debate generado en torno a la propuesta normativa.

Según las últimas encuestas a escala europea que preguntaban a las propias plantillas, son la carga de trabajo, las exigencias emocionales y la precariedad los factores que más influyen en la salud mental de los empleados, con importantes diferencias en cuanto al género. "Una mala salud mental de los trabajadores, no solo implica un daño personal a la mayoría de la población entre 16 y 64 años, sino que representa daños organizacionales, sociales y económicos de enorme calado", señala el análisis. En su intervención, el sociólogo subrayó un salario que permite cubrir los gastos imprevistos de importancia como un factor de estabilidad. Las propuestas de resolución expuestas apuntan, siguiendo esta lógica, a medidas que reduzcan la carga laboral y mejoren las condiciones económicas de los empleados.

El informe plantea que una línea de intervención asociada a la regulación de los ritmos, cargas y exigencias del trabajo tiene potencial para reducir a la mitad los problemas de salud mental entre los trabajadores, mientras que una actuación ligada a la reducción de la precariedad salarial (y al miedo a reclamar mejoras en las condiciones de trabajo) tendría el potencial de reducir entre un 18 y un 25 % estos problemas. La tercera línea reclama una intervención centrada en unas relaciones sociales más adecuadas en el trabajo, con potencial para reducir los problemas entre un 10 y un 19 %.

La jornada laboral de 32 horas o cuatro días se ha erigido como respuesta a muchos de los malestares de los trabajadores, una cuestión que al sociólogo le resulta interesante, pero a la que se acerca desde la cautela, subrayando que debe abordarse la carga de trabajo para no aumentar el estrés: "Si los esfuerzos van a aumentar por reducir la jornada laboral, eso no nos compensa", apunta. "Siempre pensamos que son dos esferas las que producen el desgaste: el esfuerzo y el tiempo. Actualmente, los debates se centran mucho en el tiempo, pero nosotros pensamos que deben atender también al factor esfuerzo", insistió el profesor.

La ponencia, que también contó con la directora de Trabajo, Bienestar y Seguridad Laboral de la Generalitat Valenciana, Elvira Ródenas, defendió la investigación en salud mental como herramienta de prevención de riesgos laborales: "La psicosociología es la gran abandonada de los riesgos laborales, porque es muy difícil determinar si el estrés es consecuencia del trabajo o por características personales. Lo que no se investiga no se sabe, y lo que no se sabe no se previene".


Fuente | elDiario.es