Publicador de contenidos

La Federación Salud Mental Castilla y León publica la 'Guía de adaptaciones y buenas prácticas. Salud mental y bienestar en el trabajo'
Cerrar
Noticia
La Federación Salud Mental Castilla y León publica la 'Guía de adaptaciones y buenas prácticas. Salud mental y bienestar en el trabajo'
Redacción 15/06/2022
El documento tiene por objetivo favorecer e impulsar la inclusión laboral real de las personas con discapacidad psicosocial o problemas de salud mental, además de aumentar el bienestar de la empresa y de las personas trabajadoras.
La Federación Salud Mental Castilla y León publica la

La Federación Salud Mental Castilla y León ha publicado un nuevo documento centrado en ofrecer soluciones prácticas para las empresas. La "Guía de Adaptaciones y Buenas Prácticas. Salud Mental y Bienestar en el Trabajo" es un documento dirigido al tejido empresarial con el objetivo de favorecer e impulsar la inclusión laboral real de las personas con discapacidad psicosocial o problemas de salud mental.

"Desde el movimiento asociativo llevamos detectando durante años cómo la salud mental se coloca en la tasa más baja de empleabilidad entre los colectivos de la discapacidad", señala Ángel Lozano, gerente de la Federación, "y por ello desde las áreas de Empleo se decidió abordar un análisis real de la situación y generar un documento en el que aportar soluciones y ayudas dirigidas principalmente al tejido empresarial". 

A partir de la Convocatoria General de Fundación ONCE, se contó con el apoyo económico que ha permitido hacer un trabajo de campo con algunas empresas. "Hicimos una selección de empresas que ya participaban en algunos de los programas de empleo de nuestro movimiento asociativo", comenta Lozano, "en concreto con cinco responsables de las áreas de Recursos Humanos, así como con cuatro técnicos de empleo de nuestras entidades, con el objeto de abordar el trabajo que se había realizado para conseguir adaptar los entornos de trabajo a las personas con discapacidad psicosocial y analizar sus resultados".

Este trabajo sirvió como radiografía inicial de la situación, "además de hablarnos de las posibilidades reales y rentables de incluir a personas con problemas de salud mental en sistemas óptimos de producción", analiza Ángel. No obstante, durante este análisis se detectaron dos realidades presentes a nivel empresarial en las que poner el foco, "como es la falta de información profesional sobre salud mental y el estigma en torno a las personas que tienen un problema de salud mental", añade Lozano.

La percepción social y empresarial en cuanto a la salud mental y su implicación en las empresas "es de una falta de definición de qué adaptaciones deben realizarse para favorecer la contratación de este colectivo, porque realizar adaptaciones para otras discapacidades de tipo físico o sensorial es más visible y 'medible', pero en cuestiones relacionadas con el malestar psíquico es verdad que las necesidades suelen variar y ser bastante personalizadas", asegura el gerente de la Federación. 

La nueva guía se ha publicado en versión digital, "pero vamos a editar material impreso que distribuiremos entre las principales empresas y entidades empresariales de la región para ayudar y colaborar con ellas en el proceso de mejorar la inclusión laboral de las personas con problemas de salud mental, por un lado, pero también de una forma más indirecta en acercar la necesidad de cuidar la salud mental en el entorno laboral como método de prevención y de mejora del bienestar psicosocial de los equipos", afirma Lozano.

Junto a una serie de propuestas de adaptación del entorno laboral, "la guía también incluye varios cuestionarios que permiten hacer una evaluación de cómo de accesible es la empresa para personas con problemas de salud mental, que es el punto de partida para mejorar las cosas, y que les va a ser muy útil a los equipos profesionales", relata Ángel Lozano, quien además destaca "otro capítulo dirigido a la mejora del clima laboral con el objetivo de aumentar el bienestar de la empresa y de las personas trabajadoras, muy importante en un momento histórico como el que estamos viviendo y que puede redundar de manera importante en la disminución de bajas laborales y, por tanto, mejora de la productividad de la empresa".

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado
Bienvenid@ a tu portal de prevención y salud laboral
Noticia
La Federación Salud Mental Castilla y León publica la 'Guía de adaptaciones y buenas prácticas. Salud mental y bienestar en el trabajo'
Redacción -
El documento tiene por objetivo favorecer e impulsar la inclusión laboral real de las personas con discapacidad psicosocial o problemas de salud mental, además de aumentar el bienestar de la empresa y de las personas trabajadoras.
Imagen impresion

La Federación Salud Mental Castilla y León ha publicado un nuevo documento centrado en ofrecer soluciones prácticas para las empresas. La "Guía de Adaptaciones y Buenas Prácticas. Salud Mental y Bienestar en el Trabajo" es un documento dirigido al tejido empresarial con el objetivo de favorecer e impulsar la inclusión laboral real de las personas con discapacidad psicosocial o problemas de salud mental.

"Desde el movimiento asociativo llevamos detectando durante años cómo la salud mental se coloca en la tasa más baja de empleabilidad entre los colectivos de la discapacidad", señala Ángel Lozano, gerente de la Federación, "y por ello desde las áreas de Empleo se decidió abordar un análisis real de la situación y generar un documento en el que aportar soluciones y ayudas dirigidas principalmente al tejido empresarial". 

A partir de la Convocatoria General de Fundación ONCE, se contó con el apoyo económico que ha permitido hacer un trabajo de campo con algunas empresas. "Hicimos una selección de empresas que ya participaban en algunos de los programas de empleo de nuestro movimiento asociativo", comenta Lozano, "en concreto con cinco responsables de las áreas de Recursos Humanos, así como con cuatro técnicos de empleo de nuestras entidades, con el objeto de abordar el trabajo que se había realizado para conseguir adaptar los entornos de trabajo a las personas con discapacidad psicosocial y analizar sus resultados".

Este trabajo sirvió como radiografía inicial de la situación, "además de hablarnos de las posibilidades reales y rentables de incluir a personas con problemas de salud mental en sistemas óptimos de producción", analiza Ángel. No obstante, durante este análisis se detectaron dos realidades presentes a nivel empresarial en las que poner el foco, "como es la falta de información profesional sobre salud mental y el estigma en torno a las personas que tienen un problema de salud mental", añade Lozano.

La percepción social y empresarial en cuanto a la salud mental y su implicación en las empresas "es de una falta de definición de qué adaptaciones deben realizarse para favorecer la contratación de este colectivo, porque realizar adaptaciones para otras discapacidades de tipo físico o sensorial es más visible y 'medible', pero en cuestiones relacionadas con el malestar psíquico es verdad que las necesidades suelen variar y ser bastante personalizadas", asegura el gerente de la Federación. 

La nueva guía se ha publicado en versión digital, "pero vamos a editar material impreso que distribuiremos entre las principales empresas y entidades empresariales de la región para ayudar y colaborar con ellas en el proceso de mejorar la inclusión laboral de las personas con problemas de salud mental, por un lado, pero también de una forma más indirecta en acercar la necesidad de cuidar la salud mental en el entorno laboral como método de prevención y de mejora del bienestar psicosocial de los equipos", afirma Lozano.

Junto a una serie de propuestas de adaptación del entorno laboral, "la guía también incluye varios cuestionarios que permiten hacer una evaluación de cómo de accesible es la empresa para personas con problemas de salud mental, que es el punto de partida para mejorar las cosas, y que les va a ser muy útil a los equipos profesionales", relata Ángel Lozano, quien además destaca "otro capítulo dirigido a la mejora del clima laboral con el objetivo de aumentar el bienestar de la empresa y de las personas trabajadoras, muy importante en un momento histórico como el que estamos viviendo y que puede redundar de manera importante en la disminución de bajas laborales y, por tanto, mejora de la productividad de la empresa".