Publicador de contenidos

Empresa y Trabajo, de la Generalitat de Cataluña, amplía las actividades preventivas de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social en materia de prevención de riesgos laborales
Cerrar
Noticia
Empresa y Trabajo, de la Generalitat de Cataluña, amplía las actividades preventivas de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social en materia de prevención de riesgos laborales
Redacción 24/11/2021
Para el próximo año, las mutuas deben impulsar a las empresas a llevar a cabo actividades que mejoren la gestión de la prevención de riesgos laborales en el trabajo a distancia y, en especial, en el teletrabajo.
Empresa y Trabajo, de la Generalitat de Cataluña, amplía las actividades preventivas de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social en materia de prevención de riesgos laborales

El Departamento de Empresa y Trabajo de la Generalitat de Cataluña ha determinado las nuevas actividades preventivas y las actuaciones que las mutuas colaboradas con la Seguridad Social tendrán que llevar a cabo en materia de prevención de riesgos laborales (PRL) durante el año 2022 en Cataluña.

Las mutuas tendrán hasta el 28 de enero de 2022 para presentar los planes de actividades preventivas ante el Instituto Catalán de Seguridad y Salud Laboral para su aprobación.

Los planes deben elaborarse de acuerdo con los programas, prioridades y criterios determinados por la Dirección General de Relaciones Laborales, Trabajo Autónomo, Seguridad y Salud Laboral del Departamento de Empresa y Trabajo. Asimismo, deben indicar los sectores y empresas a los que se dirijan, así como el número de personas trabajadoras afectadas y el coste que se prevé para ejecutar cada uno de los programas.


Actividades preventivas 2022

Para reducir la incidencia de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, las mutuas colaboradas con la Seguridad Social deben establecer directrices que alcancen la eficacia y eficiencia de la actividad preventiva en las empresas. Además, las actividades deben prestar especial atención a la mejora de las condiciones laborales de las microempresas y pequeñas empresas, así como de los colectivos más vulnerables, e integrando la perspectiva de género.

Entre los fines de las acciones preventivas se incluyen mejorar las condiciones de trabajo de la población con diversidad de origen y el tratamiento de la prevención teniendo en cuenta la contratación temporal y tiempo parcial. También se incluyen las actividades preventivas que las empresas deben desarrollar desde una perspectiva de edad, en especial en el colectivo de jóvenes y las de adaptación de las condiciones laborales y empleabilidad del colectivo de personas con discapacidad.

Y, por último, las acciones de las mutuas deben impulsar a las empresas a llevar a cabo actividades que mejoren la gestión de la PRL y, en especial, en el teletrabajo, y que tengan en cuenta los efectos del cambio climático y sus impactos sobre la seguridad y la salud de trabajadores.


Nuevos códigos de buenas prácticas y acciones para reducir la siniestralidad laboral

El Departamento de Empresa y Trabajo ha determinado que las mutuas deben elaborar códigos de buenas prácticas para las siguientes iniciativas:

  • Gestionar la PRL en máquinas, equipos de trabajo y nuevas tecnologías (adquisición, mantenimiento, uso y usuarios).
  • Gestionar la PRL en trabajos en altura.
  • Facilitar pautas y medidas preventivas en el sector de la industria del reciclaje y energías renovables.

Asimismo, el Departamento de Empresa y Trabajo ha decidido ampliar el programa de visitas y acciones que contribuyan a la reducción de la siniestralidad, incluyendo también actuaciones preventivas dirigidas a la reducción de enfermedades profesionales.

Además, se mantienen los aspectos relativos al fomento de la integración de la prevención en las pequeñas y medianas empresas (pymes), y actuaciones dirigidas a los trabajadores autónomos para facilitar y mejorar la gestión de la PRL y el fomento de la cultura preventiva en el trabajo autónomo.

También continúan los programas de investigación relacionados con la pandemia provocada por la COVID-19 y el asesoramiento a las empresas en este ámbito, entre otros.

Por último, la Resolución aprobada por el Departamento de Empresa y Trabajo es congruente con los objetivos de la Estrategia Catalana de Seguridad y Salud Laboral 2021-2026. Estos objetivos son reducir la siniestralidad laboral en Cataluña y velar por una mejora continua de las condiciones de trabajo en determinados sectores de actividad, riesgos laborales y colectivos específicos.


Fuente | govern.cat

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado
Bienvenid@ a tu portal de prevención y salud laboral
Noticia
Empresa y Trabajo, de la Generalitat de Cataluña, amplía las actividades preventivas de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social en materia de prevención de riesgos laborales
Redacción -
Para el próximo año, las mutuas deben impulsar a las empresas a llevar a cabo actividades que mejoren la gestión de la prevención de riesgos laborales en el trabajo a distancia y, en especial, en el teletrabajo.
Imagen impresion

El Departamento de Empresa y Trabajo de la Generalitat de Cataluña ha determinado las nuevas actividades preventivas y las actuaciones que las mutuas colaboradas con la Seguridad Social tendrán que llevar a cabo en materia de prevención de riesgos laborales (PRL) durante el año 2022 en Cataluña.

Las mutuas tendrán hasta el 28 de enero de 2022 para presentar los planes de actividades preventivas ante el Instituto Catalán de Seguridad y Salud Laboral para su aprobación.

Los planes deben elaborarse de acuerdo con los programas, prioridades y criterios determinados por la Dirección General de Relaciones Laborales, Trabajo Autónomo, Seguridad y Salud Laboral del Departamento de Empresa y Trabajo. Asimismo, deben indicar los sectores y empresas a los que se dirijan, así como el número de personas trabajadoras afectadas y el coste que se prevé para ejecutar cada uno de los programas.


Actividades preventivas 2022

Para reducir la incidencia de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, las mutuas colaboradas con la Seguridad Social deben establecer directrices que alcancen la eficacia y eficiencia de la actividad preventiva en las empresas. Además, las actividades deben prestar especial atención a la mejora de las condiciones laborales de las microempresas y pequeñas empresas, así como de los colectivos más vulnerables, e integrando la perspectiva de género.

Entre los fines de las acciones preventivas se incluyen mejorar las condiciones de trabajo de la población con diversidad de origen y el tratamiento de la prevención teniendo en cuenta la contratación temporal y tiempo parcial. También se incluyen las actividades preventivas que las empresas deben desarrollar desde una perspectiva de edad, en especial en el colectivo de jóvenes y las de adaptación de las condiciones laborales y empleabilidad del colectivo de personas con discapacidad.

Y, por último, las acciones de las mutuas deben impulsar a las empresas a llevar a cabo actividades que mejoren la gestión de la PRL y, en especial, en el teletrabajo, y que tengan en cuenta los efectos del cambio climático y sus impactos sobre la seguridad y la salud de trabajadores.


Nuevos códigos de buenas prácticas y acciones para reducir la siniestralidad laboral

El Departamento de Empresa y Trabajo ha determinado que las mutuas deben elaborar códigos de buenas prácticas para las siguientes iniciativas:

  • Gestionar la PRL en máquinas, equipos de trabajo y nuevas tecnologías (adquisición, mantenimiento, uso y usuarios).
  • Gestionar la PRL en trabajos en altura.
  • Facilitar pautas y medidas preventivas en el sector de la industria del reciclaje y energías renovables.

Asimismo, el Departamento de Empresa y Trabajo ha decidido ampliar el programa de visitas y acciones que contribuyan a la reducción de la siniestralidad, incluyendo también actuaciones preventivas dirigidas a la reducción de enfermedades profesionales.

Además, se mantienen los aspectos relativos al fomento de la integración de la prevención en las pequeñas y medianas empresas (pymes), y actuaciones dirigidas a los trabajadores autónomos para facilitar y mejorar la gestión de la PRL y el fomento de la cultura preventiva en el trabajo autónomo.

También continúan los programas de investigación relacionados con la pandemia provocada por la COVID-19 y el asesoramiento a las empresas en este ámbito, entre otros.

Por último, la Resolución aprobada por el Departamento de Empresa y Trabajo es congruente con los objetivos de la Estrategia Catalana de Seguridad y Salud Laboral 2021-2026. Estos objetivos son reducir la siniestralidad laboral en Cataluña y velar por una mejora continua de las condiciones de trabajo en determinados sectores de actividad, riesgos laborales y colectivos específicos.


Fuente | govern.cat