Publicador de contenidos

COVID-19. Actualización de la estrategia de prevención y control y del procedimiento para los servicios de prevención
Cerrar
Noticia
COVID-19. Actualización de la estrategia de prevención y control y del procedimiento para los servicios de prevención
Redacción 09/06/2022
COVID-19. Actualización de la estrategia de prevención y control y del procedimiento para los servicios de prevención

Con fecha 3 y 6 de junio de 2022, el Ministerio de Sanidad ha publicado la correspondiente actualización de la "Estrategia de vigilancia y control frente a COVID-19 tras la fase aguda de la pandemia" y del "Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2".

En la nueva estrategia se sigue indicando que la realización de cuarentenas o aislamientos dejan de ser necesarios, exceptuando ámbitos vulnerables. También hace hincapié en la necesidad de que los casos confirmados extremen las precauciones y reduzcan todo lo posible las interacciones sociales, utilizando de forma constante la mascarilla y manteniendo una adecuada higiene de manos durante los 10 días posteriores al inicio de síntomas o al diagnóstico en el caso de las personas asintomáticas, para el buen control de la pandemia.

Siguiendo con los sectores vulnerables, la estrategia específica, en el apartado D. Sistemas de vigilancia de la COVID-19, que las comunidades autónomas continuarán remitiendo información semanal agregada sobre la situación de los centros residenciales de su territorio, incluyendo:

  • Centros residenciales para personas mayores (R1).
  • Centros residenciales para personas con discapacidad (R2).
  • Otros alojamientos permanentes de servicios sociales dirigidos a los colectivos anteriores (R3).

La recogida y validación de esta vigilancia agregada seguirán siendo llevadas a cabo por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, así como la elaboración y publicación de la estadística semanal.

Por otra parte, tanto la estrategia como el procedimiento indican que, en relación con los casos confirmados, las personas que trabajan en áreas asistenciales de centros sanitarios, centros sociosanitarios, centros penitenciarios y otros centros con personas institucionalizadas y los/as trabajadores/as que prestan apoyo y cuidados a personas vulnerables podrán reubicarse en áreas del centro de trabajo calificadas como no vulnerables o realizarán teletrabajo. Si ninguna de estas opciones fuese posible, no acudirán a su centro de trabajo durante los primeros 5 días desde el inicio de síntomas o de la fecha de diagnóstico en caso de personas asintomáticas. Pasado este tiempo, y siempre que hayan transcurrido 24 horas tras la desaparición de los síntomas, se realizará una prueba de antígenos y, si el resultado es negativo, podrá volver a incorporarse a su lugar de trabajo. En cualquier caso, a partir del séptimo día desde el inicio de síntomas, o desde la prueba positiva en caso de personas asintomáticas, y siempre que el/la profesional esté asintomática o con síntomas residuales, se podrá incorporar a su puesto de trabajo empleando las medidas preventivas necesarias según la valoración del servicio de riesgos laborales.

Para los centros sociosanitarios, se mantiene la aplicación de medidas de intervención y control específicas ante la detección de un solo caso en residentes o de tres casos en trabajadores.

En el contexto actual, modificados los requisitos de incorporación al trabajo, sin cuarentenas y el uso de mascarilla limitada a ámbitos específicos, es necesario no bajar la guardia y seguir aplicando las medidas higiénicas con la finalidad de reducir la transmisión del virus los esfuerzos se enfocan en proteger a los más vulnerables.


Licencia de Creative Commons

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado
Bienvenid@ a tu portal de prevención y salud laboral
Noticia
COVID-19. Actualización de la estrategia de prevención y control y del procedimiento para los servicios de prevención
Redacción -
Imagen impresion

Con fecha 3 y 6 de junio de 2022, el Ministerio de Sanidad ha publicado la correspondiente actualización de la "Estrategia de vigilancia y control frente a COVID-19 tras la fase aguda de la pandemia" y del "Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2".

En la nueva estrategia se sigue indicando que la realización de cuarentenas o aislamientos dejan de ser necesarios, exceptuando ámbitos vulnerables. También hace hincapié en la necesidad de que los casos confirmados extremen las precauciones y reduzcan todo lo posible las interacciones sociales, utilizando de forma constante la mascarilla y manteniendo una adecuada higiene de manos durante los 10 días posteriores al inicio de síntomas o al diagnóstico en el caso de las personas asintomáticas, para el buen control de la pandemia.

Siguiendo con los sectores vulnerables, la estrategia específica, en el apartado D. Sistemas de vigilancia de la COVID-19, que las comunidades autónomas continuarán remitiendo información semanal agregada sobre la situación de los centros residenciales de su territorio, incluyendo:

  • Centros residenciales para personas mayores (R1).
  • Centros residenciales para personas con discapacidad (R2).
  • Otros alojamientos permanentes de servicios sociales dirigidos a los colectivos anteriores (R3).

La recogida y validación de esta vigilancia agregada seguirán siendo llevadas a cabo por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, así como la elaboración y publicación de la estadística semanal.

Por otra parte, tanto la estrategia como el procedimiento indican que, en relación con los casos confirmados, las personas que trabajan en áreas asistenciales de centros sanitarios, centros sociosanitarios, centros penitenciarios y otros centros con personas institucionalizadas y los/as trabajadores/as que prestan apoyo y cuidados a personas vulnerables podrán reubicarse en áreas del centro de trabajo calificadas como no vulnerables o realizarán teletrabajo. Si ninguna de estas opciones fuese posible, no acudirán a su centro de trabajo durante los primeros 5 días desde el inicio de síntomas o de la fecha de diagnóstico en caso de personas asintomáticas. Pasado este tiempo, y siempre que hayan transcurrido 24 horas tras la desaparición de los síntomas, se realizará una prueba de antígenos y, si el resultado es negativo, podrá volver a incorporarse a su lugar de trabajo. En cualquier caso, a partir del séptimo día desde el inicio de síntomas, o desde la prueba positiva en caso de personas asintomáticas, y siempre que el/la profesional esté asintomática o con síntomas residuales, se podrá incorporar a su puesto de trabajo empleando las medidas preventivas necesarias según la valoración del servicio de riesgos laborales.

Para los centros sociosanitarios, se mantiene la aplicación de medidas de intervención y control específicas ante la detección de un solo caso en residentes o de tres casos en trabajadores.

En el contexto actual, modificados los requisitos de incorporación al trabajo, sin cuarentenas y el uso de mascarilla limitada a ámbitos específicos, es necesario no bajar la guardia y seguir aplicando las medidas higiénicas con la finalidad de reducir la transmisión del virus los esfuerzos se enfocan en proteger a los más vulnerables.


Licencia de Creative Commons