Publicador de contenidos

CAEROL, el nuevo Centro Andaluz de Enfermedades Respiratorias de Origen Laboral
Cerrar
Noticia
CAEROL, el nuevo Centro Andaluz de Enfermedades Respiratorias de Origen Laboral
Redacción 30/03/2022
La Junta de Andalucía, la Universidad de Cordoba y Cosentino impulsan la creación del futuro Centro Andaluz de Enfermedades Respiratorias de Origen Laboral (CAEROL).
CAEROL, el nuevo Centro Andaluz de Enfermedades Respiratorias de Origen Laboral

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, la Universidad de Córdoba (UCO), la compañía Cosentino, junto con el Servicio Andaluz de Salud, han firmado para impulsar la creación del Instituto de investigación Centro Andaluz de Enfermedades Respiratorias de Origen Laboral (CAEROL).  A la rúbrica del protocolo acudieron el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre; el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos; el director gerente del Servicio Andaluz de Salud, Miguel Ángel Guzmán, y el vicepresidente ejecutivo de Cosentino, Álvaro de la Haza. 

El proyecto del futuro CAEROL fue presentado de forma conjunta por las partes firmantes del protocolo para la creación de este instituto universitario de investigación. La iniciativa nace con el objetivo de convertirse en un referente nacional en el ámbito de la investigación sobre la silicosis, enfermedad laboral relacionada específicamente con el sector de actividad de 'corte, tallado y acabado de piedra'.   

En la presentación del protocolo, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, explicó que la silicosis es una fibrosis pulmonar producida por la inhalación de sílice cristalina, que puede conllevar una predisposición a sufrir cáncer de pulmón. "En los trabajos con aglomerados de cuarzo, se encuentra la presencia de arenas de sílice entre un 70 % y un 90 %, de ahí la necesidad de aplicar medidas de prevención de riesgos laborales ante los riesgos a la exposición durante la fabricación o elaboración de piezas o su instalación en edificios". 

Aguirre destacó la apuesta de la Junta de Andalucía por realizar un abordaje integral de este problema de salud laboral, "por lo que con la creación de este centro andaluz de investigación de enfermedades respiratorias de origen laboral es fundamental para fomentar la formación e investigación, promover estudios clínico-epidemiológicos sobre la silicosis y, en definitiva, disminuir la incidencia de silicosis derivada de la manipulación de aglomerados de cuarzo y sus consecuencias en salud". 

Con la firma de esta declaración de intenciones, en palabras del titular de Salud y Familias, "se demuestra que no hay mejor fórmula para luchar contra la siniestralidad laboral y las enfermedades profesionales, como la colaboración, el compromiso y el consenso de todos los que tienen algo que decir para mejorar la seguridad y salud laboral".

Por su parte, el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, resaltó el carácter tecnológico y científico del futuro centro, "con grupos de investigación de las áreas de ingeniería y química con trayectorias muy sólidas en el campo de gases y micropartículas, así como del campo de la medicina y la investigación biomédica y la prevención de riesgos laborales". El rector aclaró que para el futuro centro no se construirá ningún edificio nuevo, sino que se aprovecharán las instalaciones del IMIBIC y las propias del Campus de Rabanales, donde ya realizan su trabajo los equipos de investigación de la UCO. Finalmente, ha subrayado el valor de la colaboración institucional como política estratégica de la UCO, “poniendo el conocimiento generado por nuestros investigadores al servicio de la mejora de la salud laboral”. 

En su intervención, el vicepresidente ejecutivo de Cosentino, Álvaro de la Haza, manifestó "el apoyo de la compañía en la creación de CAEROL como plataforma que servirá para mejorar la salud laboral en Andalucía. Entendemos nuestra participación como un ejercicio de transparencia, proactividad, y como ejemplo de lo que debe ser la colaboración público-privada. Pondremos a disposición del centro y de las entidades vinculadas, todo nuestro conocimiento en materia de seguridad y salud laboral, así como las últimas investigaciones e innovaciones que llevamos a cabo, como por ejemplo la reciente tecnología HybriQ".  

Por otro lado, el gerente del servicio Andaluz de Salud, Miguel Ángel Guzmán, se refirió al Programa Integral de Silicosis en Andalucía (PISA), "que contempla medidas y actuaciones para la prevención de esta enfermedad profesional y garantiza una atención coordinada y protocolizada a las personas afectadas de silicosis dentro del servicio andaluz de salud". Además, resaltó la labor de los profesionales pertenecientes a la red de centros del SAS, "los cuales vienen desarrollando una intensa actividad investigadora, en estrecha coordinación con las universidades andaluzas y dentro del marco establecido por los distintos planes de calidad de la Consejería".


Fuente | UCO

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado
Bienvenid@ a tu portal de prevención y salud laboral
Noticia
CAEROL, el nuevo Centro Andaluz de Enfermedades Respiratorias de Origen Laboral
Redacción -
La Junta de Andalucía, la Universidad de Cordoba y Cosentino impulsan la creación del futuro Centro Andaluz de Enfermedades Respiratorias de Origen Laboral (CAEROL).
Imagen impresion

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, la Universidad de Córdoba (UCO), la compañía Cosentino, junto con el Servicio Andaluz de Salud, han firmado para impulsar la creación del Instituto de investigación Centro Andaluz de Enfermedades Respiratorias de Origen Laboral (CAEROL).  A la rúbrica del protocolo acudieron el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre; el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos; el director gerente del Servicio Andaluz de Salud, Miguel Ángel Guzmán, y el vicepresidente ejecutivo de Cosentino, Álvaro de la Haza. 

El proyecto del futuro CAEROL fue presentado de forma conjunta por las partes firmantes del protocolo para la creación de este instituto universitario de investigación. La iniciativa nace con el objetivo de convertirse en un referente nacional en el ámbito de la investigación sobre la silicosis, enfermedad laboral relacionada específicamente con el sector de actividad de 'corte, tallado y acabado de piedra'.   

En la presentación del protocolo, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, explicó que la silicosis es una fibrosis pulmonar producida por la inhalación de sílice cristalina, que puede conllevar una predisposición a sufrir cáncer de pulmón. "En los trabajos con aglomerados de cuarzo, se encuentra la presencia de arenas de sílice entre un 70 % y un 90 %, de ahí la necesidad de aplicar medidas de prevención de riesgos laborales ante los riesgos a la exposición durante la fabricación o elaboración de piezas o su instalación en edificios". 

Aguirre destacó la apuesta de la Junta de Andalucía por realizar un abordaje integral de este problema de salud laboral, "por lo que con la creación de este centro andaluz de investigación de enfermedades respiratorias de origen laboral es fundamental para fomentar la formación e investigación, promover estudios clínico-epidemiológicos sobre la silicosis y, en definitiva, disminuir la incidencia de silicosis derivada de la manipulación de aglomerados de cuarzo y sus consecuencias en salud". 

Con la firma de esta declaración de intenciones, en palabras del titular de Salud y Familias, "se demuestra que no hay mejor fórmula para luchar contra la siniestralidad laboral y las enfermedades profesionales, como la colaboración, el compromiso y el consenso de todos los que tienen algo que decir para mejorar la seguridad y salud laboral".

Por su parte, el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, resaltó el carácter tecnológico y científico del futuro centro, "con grupos de investigación de las áreas de ingeniería y química con trayectorias muy sólidas en el campo de gases y micropartículas, así como del campo de la medicina y la investigación biomédica y la prevención de riesgos laborales". El rector aclaró que para el futuro centro no se construirá ningún edificio nuevo, sino que se aprovecharán las instalaciones del IMIBIC y las propias del Campus de Rabanales, donde ya realizan su trabajo los equipos de investigación de la UCO. Finalmente, ha subrayado el valor de la colaboración institucional como política estratégica de la UCO, “poniendo el conocimiento generado por nuestros investigadores al servicio de la mejora de la salud laboral”. 

En su intervención, el vicepresidente ejecutivo de Cosentino, Álvaro de la Haza, manifestó "el apoyo de la compañía en la creación de CAEROL como plataforma que servirá para mejorar la salud laboral en Andalucía. Entendemos nuestra participación como un ejercicio de transparencia, proactividad, y como ejemplo de lo que debe ser la colaboración público-privada. Pondremos a disposición del centro y de las entidades vinculadas, todo nuestro conocimiento en materia de seguridad y salud laboral, así como las últimas investigaciones e innovaciones que llevamos a cabo, como por ejemplo la reciente tecnología HybriQ".  

Por otro lado, el gerente del servicio Andaluz de Salud, Miguel Ángel Guzmán, se refirió al Programa Integral de Silicosis en Andalucía (PISA), "que contempla medidas y actuaciones para la prevención de esta enfermedad profesional y garantiza una atención coordinada y protocolizada a las personas afectadas de silicosis dentro del servicio andaluz de salud". Además, resaltó la labor de los profesionales pertenecientes a la red de centros del SAS, "los cuales vienen desarrollando una intensa actividad investigadora, en estrecha coordinación con las universidades andaluzas y dentro del marco establecido por los distintos planes de calidad de la Consejería".


Fuente | UCO