Publicador de contenidos

Al mal tiempo, más seguridad vial. Viento
Cerrar
Noticia
Al mal tiempo, más seguridad vial. Viento
Redacción 04/04/2022
Desglosamos los riesgos y consecuencias de diferentes fenómenos atmosféricos, así como las medidas preventivas previas y las que deberemos adoptar si ya nos encontramos en la situación específica.
Al mal tiempo, más seguridad vial. Viento

Hoy hablamos del viento, un fenómeno meteorológico que se puede producir en cualquier época del año. Además, también puede presentarse con otras condiciones climatológicas adversas.

Riesgos y consecuencias si hace viento o hay ráfagas de viento:

  • Modificación involuntaria de la trayectoria.
  • Salida de la vía y colisión con otros vehículos.
  • Estrés por no controlar el vehículo.
  • Fatiga, si se prolonga la situación y el viaje.

Medidas preventivas previas:

  • Aplazar el viaje si hay previsión de fuertes vientos.
  • El vehículo siempre debe estar preparado para este contratiempo y, por tanto, es fundamental que los neumáticos estén siempre en perfecto estado. Una presión y un dibujo adecuado nos garantizará que el vehículo se comporte de forma segura.
  • Si vamos a coger el vehículo, mantenernos siempre informados de 'EL TIEMPO', así evitaremos sorpresas.
  • Recargar el móvil y llevar un cargador.
  • Si conducimos un vehículo de dos ruedas, mejor dejarlo aparcado y usar otro transporte más seguro.

Medidas a adoptar cuando hay viento:

  1. Observar la dirección del viento por las mangas situadas en la carretera o con la vegetación.
  2. Reducir la velocidad, siendo esta cada vez menor conforme sea más intenso el viento, si hay rachas de viento o este está asociado a otros fenómenos meteorológicos.
  3. Agarrar el volante firmemente con las dos manos.
  4. Prestar atención, ya que puede existir efecto pantalla:
    - En la salida de túneles.
    - Al adelantar a vehículos voluminosos.
    - Entre edificios.
  5. Evitar realizar movimientos bruscos.
  6. Aumentar la distancia de seguridad.
  7. Si notamos la presión del viento, girar ligeramente el volante en contra de la dirección de las ráfagas de viento.
  8. Al adelantar a un vehículo voluminoso:
    - Extremar las precauciones.
    - Si llevamos el volante ligeramente girado, cuando estemos a la altura del vehículo, volver a enderezar el volante.
    - Al rebasar al camión o autocar, volver a girar ligeramente el volante en contra de la dirección del viento.
    - Si vemos que no controlamos bien el vehículo, no adelantar.
  9. Si vamos en un vehículo de dos ruedas:
    Agarrar firmemente el manillar para mantener la posición recta.
    - Equilibrar el cuerpo en dirección contraria al viento para ganar estabilidad.
    Extremar las precauciones al adelantar.
  10. Si el viaje se prolonga o nos sentimos cansados, parar para descansar antes de las 2 horas recomendadas para viajes largos. Debemos recordar que con condiciones adversas, estamos más tensos y nos fatigamos antes.


Tornados

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) describe que los tornados se forman por las diferencias de temperaturas que se originan entre las distintas capas de las nubes de tormenta como consecuencia del congelamiento del agua en las capas superiores. Esta diferencia de temperaturas provoca que aire caliente tienda a subir y el frío a bajar, generando corrientes verticales ascendentes y descendentes dentro de la propia nube.

Si las condiciones atmosféricas son las adecuadas, el aire ascendente puede llegar a acumular tal energía que acaba creando una zona de menor presión, que es la responsable de generar el movimiento giratorio tan característico de este fenómeno. Esta zona acabará generando un vórtice, que, si llega a ser lo suficientemente potente, se convertirá en un tornado.

La ruta que sigue el tornado está marcada por la nube que lo originó, pero puede verse afectada por otras corrientes de aire. No es un fenómeno muy frecuente en España, pero puede ocurrir. Y también es fácil predecirlo, por lo que, en este caso, y más que nunca:

  • Si vamos a coger el vehículo, mantenernos siempre informados de 'EL TIEMPO', así evitaremos sorpresas.
  • Si hay previsión de tornado, no conducir.
  • Tener en cuenta los periodos y zonas de nacimiento de tornados establecidos por AEMET:
    - Primavera-verano: Interior de la península
    - Otoño: Litoral mediterráneo
    - Invierno: Vertiente atlántica, Valle del Guadalquivir

Medidas a adoptar si a lo lejos vemos un tornado:

  1. Dar la vuelta y dirigirse en sentido contrario a donde está la nube que origina el tornado.
  2. Buscar, lo antes posible, un lugar seguro donde refugiarse.
  3. No refugiarse en pasos a nivel o puentes, ya que allí la fuerza del viento es mayor.


Otros fenómenos atmosféricos:


Licencia de Creative Commons

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado
Bienvenid@ a tu portal de prevención y salud laboral
Noticia
Al mal tiempo, más seguridad vial. Viento
Redacción -
Desglosamos los riesgos y consecuencias de diferentes fenómenos atmosféricos, así como las medidas preventivas previas y las que deberemos adoptar si ya nos encontramos en la situación específica.
Imagen impresion

Hoy hablamos del viento, un fenómeno meteorológico que se puede producir en cualquier época del año. Además, también puede presentarse con otras condiciones climatológicas adversas.

Riesgos y consecuencias si hace viento o hay ráfagas de viento:

  • Modificación involuntaria de la trayectoria.
  • Salida de la vía y colisión con otros vehículos.
  • Estrés por no controlar el vehículo.
  • Fatiga, si se prolonga la situación y el viaje.

Medidas preventivas previas:

  • Aplazar el viaje si hay previsión de fuertes vientos.
  • El vehículo siempre debe estar preparado para este contratiempo y, por tanto, es fundamental que los neumáticos estén siempre en perfecto estado. Una presión y un dibujo adecuado nos garantizará que el vehículo se comporte de forma segura.
  • Si vamos a coger el vehículo, mantenernos siempre informados de 'EL TIEMPO', así evitaremos sorpresas.
  • Recargar el móvil y llevar un cargador.
  • Si conducimos un vehículo de dos ruedas, mejor dejarlo aparcado y usar otro transporte más seguro.

Medidas a adoptar cuando hay viento:

  1. Observar la dirección del viento por las mangas situadas en la carretera o con la vegetación.
  2. Reducir la velocidad, siendo esta cada vez menor conforme sea más intenso el viento, si hay rachas de viento o este está asociado a otros fenómenos meteorológicos.
  3. Agarrar el volante firmemente con las dos manos.
  4. Prestar atención, ya que puede existir efecto pantalla:
    - En la salida de túneles.
    - Al adelantar a vehículos voluminosos.
    - Entre edificios.
  5. Evitar realizar movimientos bruscos.
  6. Aumentar la distancia de seguridad.
  7. Si notamos la presión del viento, girar ligeramente el volante en contra de la dirección de las ráfagas de viento.
  8. Al adelantar a un vehículo voluminoso:
    - Extremar las precauciones.
    - Si llevamos el volante ligeramente girado, cuando estemos a la altura del vehículo, volver a enderezar el volante.
    - Al rebasar al camión o autocar, volver a girar ligeramente el volante en contra de la dirección del viento.
    - Si vemos que no controlamos bien el vehículo, no adelantar.
  9. Si vamos en un vehículo de dos ruedas:
    Agarrar firmemente el manillar para mantener la posición recta.
    - Equilibrar el cuerpo en dirección contraria al viento para ganar estabilidad.
    Extremar las precauciones al adelantar.
  10. Si el viaje se prolonga o nos sentimos cansados, parar para descansar antes de las 2 horas recomendadas para viajes largos. Debemos recordar que con condiciones adversas, estamos más tensos y nos fatigamos antes.


Tornados

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) describe que los tornados se forman por las diferencias de temperaturas que se originan entre las distintas capas de las nubes de tormenta como consecuencia del congelamiento del agua en las capas superiores. Esta diferencia de temperaturas provoca que aire caliente tienda a subir y el frío a bajar, generando corrientes verticales ascendentes y descendentes dentro de la propia nube.

Si las condiciones atmosféricas son las adecuadas, el aire ascendente puede llegar a acumular tal energía que acaba creando una zona de menor presión, que es la responsable de generar el movimiento giratorio tan característico de este fenómeno. Esta zona acabará generando un vórtice, que, si llega a ser lo suficientemente potente, se convertirá en un tornado.

La ruta que sigue el tornado está marcada por la nube que lo originó, pero puede verse afectada por otras corrientes de aire. No es un fenómeno muy frecuente en España, pero puede ocurrir. Y también es fácil predecirlo, por lo que, en este caso, y más que nunca:

  • Si vamos a coger el vehículo, mantenernos siempre informados de 'EL TIEMPO', así evitaremos sorpresas.
  • Si hay previsión de tornado, no conducir.
  • Tener en cuenta los periodos y zonas de nacimiento de tornados establecidos por AEMET:
    - Primavera-verano: Interior de la península
    - Otoño: Litoral mediterráneo
    - Invierno: Vertiente atlántica, Valle del Guadalquivir

Medidas a adoptar si a lo lejos vemos un tornado:

  1. Dar la vuelta y dirigirse en sentido contrario a donde está la nube que origina el tornado.
  2. Buscar, lo antes posible, un lugar seguro donde refugiarse.
  3. No refugiarse en pasos a nivel o puentes, ya que allí la fuerza del viento es mayor.


Otros fenómenos atmosféricos:


Licencia de Creative Commons