Publicador de contenidos

Siete de cada diez empleados serían más felices si pudieran teletrabajar desde su segunda residencia
Cerrar
Noticia
Siete de cada diez empleados serían más felices si pudieran teletrabajar desde su segunda residencia
Redacción 11/08/2021
Según una encuesta de HAYS, el 60 % de los trabajadores no puede teletrabajar desde otro lugar que no sea su residencia habitual, algo muy demandado en los meses de verano.
Siete de cada diez empleados serían más felices si pudieran teletrabajar desde su segunda residencia

La expansión del teletrabajo debido a la pandemia de la COVID-19 ha permitido a muchos trabajadores cambiar de ubicación durante este tiempo, pero en verano son muchos los que quieren aprovechar el buen tiempo para realizar sus funciones desde otro destino fuera de la ciudad de forma temporal. Así lo indica una encuesta de HAYS realizada durante el último mes, en la que siete de cada diez empleados aseguran que serían más felices si pudieran teletrabajar desde su segunda residencia.

Del 30 % restante, el 20 % de los encuestados indica que le es indiferente, mientras que el 10 % confirman que no les haría más feliz. En este contexto, cabe puntualizar que el 60 % de los trabajadores no tiene permitido hacer sus tareas desde otra ubicación que no sea su residencia habitual, bien sea porque no puede teletrabajar en sí o porque no le está permitido hacerlo desde otro lugar.

Salvador Sicart, director de HAYS Response en España, apunta que "productividad y felicidad son dos conceptos muy difíciles de casar y, por mucho que los trabajadores sean más felices teletrabajando desde sus segundas residencias, esto puede comprometer su nivel de productividad". "Cuando se está trabajando hay que dedicarse al 100 % al trabajo y por eso muchas empresas consideran que sus trabajadores serán más productivos con un modelo híbrido que combine presencialidad y teletrabajo, pero desde su domicilio habitual", añade.

Respecto a la vuelta a la normalidad, cuando la pandemia de la COVID-19 finalice, el 24 % de los empleados prevé que volverá a la presencialidad total y abandonará el teletrabajo. Por otro lado, el 3 % cree que realizará sus funciones de forma remota al 100 %. El grupo más numeroso es el de los que aseguran que tendrán un modelo de trabajo híbrido: el 64 % estarán obligados a ir a la oficina algunos días, mientras que el 10 % tendrán libertad para teletrabajar o ir de forma presencial sin ninguna obligación.

Hace unos meses todo indicaba que con la llegada de la vacuna se volvería a la presencialidad. Sin embargo, los contagios han seguido y por eso la gran mayoría de las empresas están abogando por un modelo híbrido a medio plazo. Sicart comenta que "en estos momentos, es lógico que las compañías que puedan se decanten por un modelo de trabajo más flexible. Los candidatos es lo que quieren y, ante dos ofertas de trabajo iguales (una con un modelo híbrido y la otra con presencialidad) se decantarán siempre por la primera", añade el experto de HAYS. Por lo tanto, "el modelo híbrido es la solución a corto y medio plazo y, que lo sea a largo plazo dependerá del éxito que tenga", concluye.

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado