Publicador de contenidos

Sarna con gusto, no pica. ¿O sí?
Cerrar
Noticia
Sarna con gusto, no pica. ¿O sí?
Redacción 26/04/2022
La transmisión de la sarna se produce por el contacto cercano y, por eso, en el entorno laboral se da en forma de brotes en entornos de convivencia como residencias, colegios u otros centros donde la relación es estrecha.
Sarna con gusto, no pica. ¿O sí?

Eso dice el refrán, pero la sarna pica, y mucho. En los últimos años, se ha observado un incremento paulatino de los casos de escabiosis o sarna. Y a partir del confinamiento provocado por la pandemia del SARS-CoV-2 se ha producido un mayor aumento en el entorno familiar. La obligación de pasar más tiempo en casa, incrementando la convivencia, favoreció la aparición de brotes en el entorno familiar. Además, a esto se sumaba la dificultad o el miedo de asistir a la consulta médica, retrasándose el diagnóstico y tratamiento y, por tanto, disparándose las infecciones.

Pero empecemos por el principio. ¿Qué es la sarna? Es una enfermedad infecciosa provocada por un ácaro parásito de la piel, Sarcoptes scabiei. Este ácaro labra pequeños surcos en nuestra piel, donde vive. La respuesta antigénica del cuerpo a su saliva, huevos o heces provoca picor, que se intensifica por la noche o con el aumento de la temperatura corporal. Este picor es su característica clínica principal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el mundo hay 200 millones de personas que sufren sarna. En España, durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020, se comunicaron 64 casos, frente a 18,6 de promedio, durante el mismo período, en los 5 años previos a la pandemia. Eliminado el confinamiento y la vuelta a la rutina laboral, es posible que estos focos puedan extenderse, pero no debemos alarmarnos, ya que no se trata de una enfermedad grave y el tratamiento es muy eficaz. La transmisión se produce por el contacto cercano y, por eso, en el entorno laboral se da en forma de brotes en entornos de convivencia como residencias, colegios u otros centros donde la relación es estrecha.

Aunque esta enfermedad se suele asociar a la falta de higiene y a la pobreza, esto no es así. Es cierto que la falta de limpieza e higiene puede ser un factor importante, pero no es determinante y cualquiera, independientemente del nivel de higiene o del nivel económico, puede sufrir la sarna.

Además del tratamiento médico para acabar con la infestación, es necesario hacer una intensiva limpieza del hogar y el tratamiento de cualquier objeto o superficie contaminado que pueda actuar como medio de transmisión de estos parásitos entre personas. En este caso, además de la piel, pueden ser las sábanas, la ropa, el sofá o el coche, pero la detección y el tratamiento temprano es la medida más eficaz para parar este parásito. Por eso es importante conocer los síntomas y poder detectar los casos con la mayor rapidez posible.

En MC MUTUAL, preocupados por la prevención de riesgos laborales, tenemos a disposición de empresas y trabajadores un folleto donde se recoge la información necesaria para estar preparados y saber cómo actuar. Consulta nuestro folleto aquí.

Y que no te engañen. La sarna, hasta con gusto, pica.


Licencia de Creative Commons

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado