Publicador de contenidos

La mala salud mental cuesta billones a la economía y afecta a la productividad
Cerrar
Noticia
La mala salud mental cuesta billones a la economía y afecta a la productividad
Redacción 12/11/2021
Los CEO deben aprender a ser más empáticos si quieren mejorar la salud mental de los trabajadores.
La mala salud mental cuesta billones a la economía y afecta a la productividad

Con el agotamiento y el presentismo laboral actuales costando miles de millones de euros a la economía global, los CEO y directivos de las empresas tienen que tomarse la epidemia de salud mental muy seriamente.

El emprendedor británico James Routledge es el fundador de la empresa de salud mental Sanctus, y asegura que la actitud de los líderes respecto a la salud mental en el trabajo debe cambiar. "Un CEO tiene un rol de influencia particular", escribe el autor en su nuevo libro, La Salud Mental en el Trabajo. "A menudo, la relación personal de un CEO con la salud mental puede ser suficiente para definir la visión de toda la empresa en este aspecto".

Diversos estudios indican consistentemente que una mala salud mental se traduce en un duro golpe a la productividad. De hecho, el Gobierno del Reino Unido ha descrito la mala salud mental como la mayor causa de incapacidad del país, estimando que en 2011 le costó a la economía del país unos 105 millones de libras (123 millones de euros). Por otro lado, según una publicación de la revista científica The Lancet, la mala salud mental puede costarle a la economía global 6 billones de dólares en 2030 (5.160 millones de euros).

Routledge recomiendo tres medidas para que los líderes de empresas mejoren la salud mental en el trabajo:


1. Vuelve a evaluar tu relación con la salud mental fuera del trabajo

La relación personal de un CEO con su salud mental afecta directamente cómo enfocan este aspecto sus subordinados en el trabajo, explica Routledge. "Si eres un CEO, tienes el poder y la responsabilidad de hacer efectivo el cambio, y no hay duda de que tu relación personal con la salud mental definirá absolutamente la postura de tu negocio al respecto", asegura.

El autor describe el caso de un CEO que calificó la salud mental como uno de los aspectos más "flojos" o "sensibles" en el trabajo, y tan solo cuando una persona cercana a él comenzó a sufrir estos problemas, consiguió cambiar esa mentalidad. "Un choque con la salud mental fuera del trabajo puede transformar radicalmente nuestra forma de entender el mismo problema en el trabajo", escribe Routledge.


2. Abraza las cualidades "femeninas" del liderazgo

Routledge añade que los líderes deberían olvidarse de las cualidades estereotípicas masculinas. "La empatía, escuchar, bajar el ritmo, un trato más afectuoso, todas son cualidades que normalmente se han definido como 'femeninas'", cuenta. "Será interesante ver cómo responde la gente a ese concepto de las 'cualidades femeninas', y cuánto miedo causa en algunos".

"Algunos de los mejores líderes, hombres o mujeres, tienen un equilibrio sano de estas cualidades" afirma el autor. La idea de que el trabajo implica la supervivencia de los más fuertes se traduce en que los empleados no se han sentido seguros discutiendo abiertamente la salud mental, considera Routledge.

Tres de cada cinco trabajadores en Estados Unidos, por ejemplo, no creen que sus centros de trabajo ofrezcan un lugar seguro para la gente que tiene algún tipo de problema relacionado con la salud mental, según un estudio de 2021 de la entidad Mental Health America.

"No ha habido espacio la sensibilidad, ni para las conversaciones sobre la salud mental, porque hay un miedo subyacente a que te destrozarán si te abres, y simplemente, tu carrera no sobrevivirá", detalla Routledge.


3. Pregunta, escucha, comprométete

Preguntar a los trabajadores cómo están es un paso bastante sencillo para comenzar a cambiar la cultura en el lugar de trabajo. Routledge ofrece este consejo en su libro: "Pregúntale a alguien qué problemas tiene, escúchalos, comprométete a hacer algo y avísales cuando lo hayas hecho. Ese simple proceso de preguntar, escuchar y comprometerse crea mucha confianza en la base de la plantilla".

"Cuando un negocio sigue este camino, entonces se puede confiar en la gente de arriba, en el jefe, en su liderazgo, porque cada vez que dicen que harán algo, lo hacen", sentencia.


Fuente | Business Insider

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado