Publicador de contenidos

El INSST publica dos nuevas NTP sobre escalas fijas de servicio
Cerrar
Noticia
El INSST publica dos nuevas NTP sobre escalas fijas de servicio
Redacción 30/09/2021
La primera describe la elección del sistema de protección contra caídas y la segunda relaciona los principales factores de riesgo.
El INSST publica dos nuevas NTP sobre escalas fijas de servicio

El Instituto Nacional de Seguridad y la Salud en el Trabajo (INSST) ha publicado dos nuevas NTP sobre escalas fijas de servicio. La NTP 1160 anula y sustituye a la NTP 408. La actualización se ha realizado basándose en los criterios de la norma UNE EN ISO 14122-4:2017, a pesar de que algunos de estos han sido adaptados a la normativa legal existente (Anexo II) y a los avances de la técnica. Esta describe los distintos tipos y sus elementos principales y las características que deben cumplir para su uso seguro, así como los factores a tener en cuenta para la elección del sistema de protección contra caídas más adecuado en cada caso. La NTP 1161 es continuación de la NTP 1160 y relaciona los principales riesgos y factores de riesgo derivados del uso de estos sistemas de acceso, así como las medidas preventivas a llevar a cabo para cada uno de ellos.


NTP 1160 escalas fijas de servicio (i). Introducción

Las escalas fijas, también denominadas escalas, escaleras de gato o de crinolina, constituyen un medio de acceso fijo a emplazamientos situados a distinta altura. Pueden estar permanentemente fijadas a equipos de trabajo o a lugares de trabajo (zonas de edificios o elementos o instalaciones de estos) a los que se accede ocasionalmente, como cubiertas, tejados, pozos, silos, depósitos, torres de refinerías de petróleo, chimeneas y otras zonas de acceso restringido. El ámbito de esta NTP son las escalas fijadas a los lugares de trabajo.

Tienen un ángulo de inclinación superior a 75°, hasta 90°, y sus elementos horizontales son peldaños. Se construyen preferentemente de acero inoxidable, acero galvanizado, aluminio, hierro forjado u otro material equivalente que asegure su eficiente sujeción a la estructura vertical que los soporta.

Este tipo de medio de acceso debe ser considerado intrínsecamente peligroso y además, tal y como se ha indicado anteriormente, solo podrán utilizarse para realizar accesos esporádicos u ocasionales (fundamentalmente por motivos de inspección o mantenimiento) a determinadas zonas. Por ello, se deberá asegurar su correcto diseño, su uso restringido a personal entrenado específicamente, así como su adecuado estado de conservación y mantenimiento.


NTP 1161 escalas fijas de servicio (ii). Riesgos y factores de riesgo

Los principales riesgos derivados de la utilización de las escalas pueden ser debidos tanto a unas deficientes condiciones materiales del lugar de trabajo, como a fallos en el diseño, instalación y mantenimiento de la misma, así como a actos inseguros del propio trabajador. A continuación se indica, a modo orientativo, una relación no exhaustiva de los principales riesgos y sus factores de riesgo relacionados:

Caída de altura debida a:

  • Peldaños en mal estado o sucios. 
  • Ausencia de agarres laterales o asideros en escalas integradas para acceder y salir.  
  • Ausencia de la prolongación de los largueros hasta 1 m por encima del nivel de la zona de salida.
  • Huecos no protegidos o desembarcos peligrosos. Falta de rigidez y estabilidad del sistema de escala. Protección circundante en mal estado o mal diseñada. 
  • Elementos del sistema de protección individual contra caídas de altura en mal estado.
  • Utilización de un arnés anticaídas con conector o elemento de amarre incompatible con el dispositivo anticaídas deslizante.
  • Formación insuficiente del trabajador en la utilización de un dispositivo anticaídas deslizante con línea de anclaje rígida. 
  • Falta de visibilidad.
  • Utilizar la escala llevando cargas excesivas en mochila, cinturón portaherramientas, etc.
  • Utilizar la escala sin tener las dos manos libres.
  • Subir o bajar de forma rápida.
  • Saltar desde algún peldaño de la escalera.
  • Intentar alcanzar zonas de trabajo separadas de los largueros produciendo un desplazamiento del centro de gravedad del operario originando su desequilibrio hasta su caída.

Golpes, cortes y caída de objetos:

  • Peldaños o largueros con astillas, esquinas o aristas cortantes, rebabas de soldaduras metálicas, etc.
  • No utilización de un equipo de protección individual (EPI) para las manos o selección incorrecta del mismo.
  • Contacto con la jaula de seguridad.
  • Caída de materiales u objetos durante el uso por más de una persona.
  • No utilización de casco de altas prestaciones.
  • Golpe o cizallamiento con partes móviles de la escala (puertas, trampillas…).

Malas posturas y sobreesfuerzos

  • Al subir o bajar por la escala en posturas inadecuadas.
  • Debido a las dimensiones del lugar de trabajo.
  • Subir o bajar por la escala portando cargas pesadas.
  • Esfuerzo físico importante al franquear alturas totales elevadas.
  • Resbalones y patinazos.
  • Mal estado o suciedad de los peldaños o pates.
  • Inadecuada selección o no utilización del calzado de uso profesional.

Contactos eléctricos

  • Directos: por presencia de líneas eléctricas en tensión accesibles situadas en las proximidades de la escala.
  • Indirectos: por corrientes de inducción, derivaciones, etc. en escalas que no están puestas a tierra


Fuente | INSST

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado