Publicador de contenidos

Cuando hablamos del sol, no todo brilla. El sol es el principal factor de riesgo del melanoma
Cerrar
Noticia
Cuando hablamos del sol, no todo brilla. El sol es el principal factor de riesgo del melanoma
Redacción 09/07/2021
La mejor forma de prevenir el melanoma es protegerte del sol. Por ello, es importante tener en cuenta algunos mitos que pueden poner en riesgo tu salud.
Cuando hablamos del sol, no todo brilla. El sol es el principal factor de riesgo del melanoma

El melanoma es un tumor que mayoritariamente se origina en la piel (en este caso se denomina melanoma cutáneo). Está producido por la exposición a radiación ultravioleta (UV), que puede provenir tanto de la exposición al sol como a rayos UVA (cabinas de bronceado). Es más frecuente en mujeres que en hombres, diagnosticándose la mayoría de los casos entre los 40 y los 70 años.

Es uno de los tumores que más está aumentando su incidencia, probablemente debido a los hábitos de exposición solar. En España se diagnostican alrededor de 5.500 casos anuales, según el Observatorio del Cáncer.

Principalmente se localiza en zonas expuestas al sol, como en las extremidades y el tronco, así como también en las mucosas.

La mejor forma de prevenir el melanoma es protegerte del sol. Por ello, es importante tener en cuenta los siguientes mitos que pueden poner en riesgo tu salud.

Si tengo la piel bronceada, no es necesario protegerla del sol. FALSO. Es verdad que el oscurecimiento de la piel es un mecanismo de defensa, pero ni mucho menos esta protección es suficiente. Da igual el color que tenga nuestra piel, siempre que nos expongamos a radiación solar nos tenemos que proteger.

A medida que mi piel está bronceada, puedo utilizar crema protectora con menor factor de protección. FALSO. El factor de protección solar es un índice que indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema o enrojecimiento previo a la quemadura. Disminuirlo también disminuye la protección.

Mientras no me bañe, no es necesario que me vuelva a aplicar crema protectora. FALSO. Aunque no mojes la piel, la crema protectora va perdiendo su capacidad de protección conforme pasa el tiempo.

En días nublados, no es necesario protegerme contra la radiación solar. FALSO. La radiación ultravioleta está presente todos los días del año independientemente de si los días son soleados o nublados. Solamente estos niveles son bajos los meses de invierno y a horas tempranas del día.

Solo tengo que ponerme protección solar para ir a la playa o a la piscina. FALSO. No solamente en la playa o piscina estamos expuestos a la radiación solar, también lo estamos cuando vamos al trabajo caminando, a pasear por la montaña, etc.

Para producir vitamina D es necesario tomar mucho el sol. FALSO. Una pequeña dosis de exposición al sol es suficiente para producir la cantidad necesaria para nuestro organismo. A más exposición no se produce más vitamina D, ya que una vez producida la cantidad necesaria nuestro cuerpo no produce más.

Los lunares que no molestan no son malos. FALSO. El dolor no es una señal de alarma del melanoma, no tienen por qué generar molestias.


Si quieres saber qué recomendaciones seguir para prevenir el melanoma, o conocer en qué consiste la regla "ABCDE" que te puede ayudar a diferenciar un lunar normal de un posible melanoma, puedes visualizar el siguiente vídeo:
 


 

Licencia de Creative Commons

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado