Publicador de contenidos

¿Es posible comer sano en Navidad?
Cerrar
Noticia
¿Es posible comer sano en Navidad?
Redacción 17/12/2021
No es un mito, pero debemos ser realistas. La clave, como siempre, se basa en el equilibrio.
¿Es posible comer sano en Navidad?

No podemos obviarlo, y es que durante las fiestas navideñas nos daremos, seguro, algún capricho más que otro en lo que a comida se refiere. En esta época del año solemos asumir que terminaremos las fiestas con dos o tres kilos de más. El exceso de comidas, dulces, alcohol y el escaso ejercicio físico bastan para que, el 6 de enero, sea necesario un agujero más en el cinturón. Sin embargo, no tiene por qué ser así si sabemos cómo hacerlo bien.

La tentación estará presente en forma de largos aperitivos, alcohol, turrones, polvorones o dulces. También habrá largas sobremesas en las que seguiremos comiendo, en muchas ocasiones, ya sin hambre o por compensar la ingesta de alcohol, ya que sin darnos cuenta vamos bebiendo mientras hablamos.

La gran pregunta es: ¿Es posible comer saludable en Navidad? ¿Es un mito o una realidad? Pues no es un mito, pero debemos ser realistas. La clave, como siempre, se basa en el equilibrio. Pero, ojo, uno los peores errores en las fiestas es olvidarnos de los alimentos saludables y saltarnos comidas para 'compensar' los atracones.

Es posible comer de modo saludable, rico y sabroso incluso durante las fiestas navideñas, aunque eso no quite que algún día hagamos una excepción. De nuevo, lo más importante es comer con moderación y no darnos continuos atracones en estos días.


¿Cómo comer saludable en Navidad?

  1. No es necesario renunciar a los platos tradicionales navideños para seguir una alimentación equilibrada, lo importante es añadir opciones de comida saludable, como ensaladas variadas o verduras, y hortalizas para los entrantes. Este pequeño gesto nos ayudará a una mejor digestión y más saciedad.
  2. No nos saltemos comidas, no cenar o no desayunar es el error más frecuente que podemos cometer. Si nos privamos de comerlos, llegaremos con más hambre a la siguiente comida principal. Se deben mantener las cinco comidas al día, aunque sí pueden ser mucho más ligeras y basadas en caldos, purés de verduras o frutas.
  3. Una buena hidratación es esencial para el correcto funcionamiento del organismo, algo muy importante en estas fechas. Debemos beber agua durante las comidas navideñas y optar por una infusión en lugar del café para favorecer la digestión.
  4. ¡Controlemos el alcohol! Aunque está presente en cada comida, no debemos abusar. El alcohol es una ingesta de calorías vacías muy importante, además de provocar deshidratación y resaca. Bebamos con moderación e hidratémonos con agua entre copa y copa.
  5. Ojo con las cantidades. Los empaches en estas épocas son muy habituales, y además siempre acaba sobrando comida. Para controlar las cantidades, utilicemos platos medianos en lugar de grandes y evitemos repetir varias veces. Lo ideal es terminar la comida sin tener la sensación de empacho.
  6. Realicemos actividad física. Aunque es importante aprovechar para descansar, no debemos olvidarnos de estar activos. Aprovechemos las fiestas para realizar actividades en familia, por ejemplo salir a pasear en bicicleta, de excursión o patinar. Además, si tenemos que desplazarnos de una casa a otra aprovechemos, si podemos, para hacerlo caminando en lugar de coger el coche. Es necesario realizar 30 minutos diarios de actividad física, también en Navidad.


Licencia de Creative Commons

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado