Publicador de continguts

Apnea del son. Un problema de salut amb repercussions importants sobre l'accidentabilitat
Tancar
Article
Apnea del son. Un problema de salut amb repercussions importants sobre l'accidentabilitat
Sonia Alonso
Enfermera especialista en enfermería del trabajo y técnica superior en prevención de riesgos laborales de la División de Servicios de Prevención de MC MUTUAL
28/06/2022
Apnea del sueño. Un problema de salud con importantes repercusiones sobre la accidentabilidad

(en castellà)

La apnea del sueño es un trastorno respiratorio que tiene lugar cuando se interrumpe repentinamente la respiración (apnea) durante periodos de más de 10 segundos mientras dormimos, pudiendo llegar incluso hasta los 2 minutos de duración. Las personas que la sufren tienen cada hora entre 5 y 30 episodios, o incluso más.

Estas interrupciones de la respiración producen un descenso de los niveles de oxígeno y un aumento de los niveles de dióxido de carbono en sangre, además de perturbar el sueño.

La forma más frecuente de apnea del sueño es la apnea obstructiva del sueño (AOS), un importante problema de salud que puede tener graves consecuencias si no se trata. Se produce por cierres repetidos de la vía aérea superior durante el sueño, con oclusión total o parcial. Se produce porque los músculos de la garganta y lengua se relajan, y la faringe se estrecha e incluso se cierra, no dejando pasar el aire.

Entre un 6 y 8 % de la población española tiene episodios de apnea del sueño, según datos de un estudio de la Sociedad Española del Sueño. La mayoría de las personas que la sufren no son conscientes de ello, por lo que existe un importante infradiagnóstico (casi del 80 %). Además, el 86 % de la población desconoce que la apnea del sueño es un trastorno que afecta a la salud y el 50 % no sabe identificar los riesgos asociados a ella.

El patrón tipo de persona que sufre AOS corresponde a un hombre con sobrepeso y que ronca, pero también afecta a las mujeres, especialmente a partir de la menopausia.

La AOS es un importante problema de salud pública debido a su elevada prevalencia y su relación en la aparición de otras enfermedades, principalmente cardiovasculares, así como por su importante impacto económico y social. Además, su tendencia es que en el futuro aumente su prevalencia debido al incremento de los factores de riesgo cardiovascular, principalmente la obesidad. La carga de mortalidad atribuible a la AOS oscila entre el 4 y 30 %.


FACTORES QUE INCREMENTAN EL RIESGO DE APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO

Cualquier persona puede padecer AOS, pero hay determinados factores que aumentan el riesgo. Estos factores son:

  • Sobrepeso y obesidad. Es el factor de riesgo más importante.
  • Edad. Se incrementa el riesgo desde la edad adulta hasta los 60 y 70 años.
  • Vías respiratorias estrechas, amígdalas, lengua y adenoides (vegetaciones) grandes, desviación del tabique nasal o problemas como la congestión nasal.
  • Consumo de tabaco. Los fumadores habituales tienen 3 veces más probabilidades de tener apnea que los no fumadores.
  • Consumo de alcohol.
  • Medicación para el insomnio como ansiolíticos, tranquilizantes e hipnóticos.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Sexo. Es de 2 a 3 veces más frecuente en hombres que en mujeres.


SÍNTOMAS DE LA APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO. SEÑALES DE ALARMA

Los síntomas de la AOS aparecen de forma lenta y gradual con el paso de los años. Esto conlleva que la mayoría de las veces la persona que la padece no sea consciente y no reconozca tener estos síntomas:

  • Ronquidos fuertes y más intensos a medida que avanza la noche.
  • Pausas respiratorias o apneas.
  • Fragmentación del sueño.
  • Excesiva somnolencia durante el día, con facilidad para dormirse de manera involuntaria, incluso realizando actividades cotidianas.
  • Fatiga matutina.
  • Dolores de cabeza que aparecen durante la mañana y desaparecen a lo largo del día.
  • Insomnio.
  • Jadeos y sensación de ahogo después de las pausas respiratorias.
  • Boca seca al despertar.
  • Deterioro cognitivo (dificultad de concentración y pérdida de memoria).
  • Alteración del estado de ánimo como irritabilidad, mal humor, ansiedad o depresión.
  • Disminución de la libido.

Los familiares, amigos o la persona con la que se comparte habitación acostumbran a ser los primeros en identificar algunos de estos síntomas. Ante la presencia de alguno de ellos, es importante consultarlo con un especialista.


REPERCUSIONES SOBRE LA SALUD

Cuando la AOS no es tratada y los síntomas asociados a ella permanecen durante un periodo largo de tiempo, aumenta la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares o metabólicas. La literatura científica relaciona la apnea del sueño con la aparición de enfermedades como:

  • Hipertensión arterial y pulmonar
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Arritmias
  • Angina de pecho o infarto agudo de miocardio
  • Aumento de 2 a 3 veces del riesgo de ictus

Además, las personas que sufren apnea del sueño tienen una peor percepción de su estado de salud.


APNEA DEL SUEÑO EN EL ÁMBITO LABORAL

Existen múltiples estudios que muestran que las personas con apnea del sueño no tratada tienen un aumento significativo del riesgo de sufrir un accidente de tráfico, así como lesiones en el lugar de trabajo, especialmente en aquellos trabajos con riesgo a terceros, manejo de máquinas peligrosas y conductores profesionales, dando lugar a una mayor siniestralidad laboral. La excesiva somnolencia diurna y la facilidad para dormirse de forma repentina e involuntaria, así como la alteración de la concentración, son las responsables de estos accidentes.

La AOS aumenta de 3 a 6 veces el riesgo de accidente de tráfico. Se estima que el 30 % de estos accidentes están relacionados con la tendencia al sueño en situaciones normales. Además, suele tratarse de accidentes más graves, ya que se producen a gran velocidad, sin frenada previa y con choque frontal.

Cuando se trata de accidentes de trabajo, la apnea del sueño eleva hasta un 50 % el riesgo de siniestralidad laboral. El AOS puede llegar a duplicar el riesgo de absentismo laboral tanto en hombres como en mujeres, así como elevar la proporción de bajas laborales con una duración mayor a 30 días.

Además, se la relaciona con aspectos como la insatisfacción en el puesto de trabajo, disminución de la productividad laboral e incluso síndrome de burnout.

La repercusión laboral de la AOS estará en relación con la intensidad de la misma, la respuesta al tratamiento y las características del puesto de trabajo. En vigilancia de la salud es de vital importancia tener en consideración este trastorno en profesiones tales como conductores profesionales, pilotos, y trabajadores a turnos o nocturnos, así como cuando se desarrollen trabajos que impliquen el uso de máquinas peligrosas o con riesgo a terceros, entre otros.


RECOMENDACIONES PARA PREVENIR LA APNEA DEL SUEÑO

Para prevenir la AOS o reducir la intensidad de sus síntomas es importante:

  • Controlar el peso y evitar el sobrepeso y la obesidad.
  • Seguir una alimentación saludable.
  • Realizar actividad física de forma regular,
  • Abandonar el consumo de tabaco.,
  • Limitar el consumo de alcohol.,
  • Mantener una buena higiene del sueño.
  • Cuidar la salud de la boca.
  • Mantener las vías nasales despejadas durante la noche.
  • Intentar respirar por la nariz en lugar de por la boca.
  • Dormir de lado e intentar no permanecer mucho tiempo boca arriba para mantener la garganta despejada.
  • Evitar la mediación para dormir.
  • Mantener la habitación humidificada.

Si quieres saber más sobre como seguir unos hábitos de vida saludables, puedes visitar nuestro Portal de Prevención y Salud Laboral, en el que encontrarás diferentes recursos sobre promoción de la salud que te ayudarán a cuidar tu salud.

Entre los recursos que te facilitamos, hay disponibles algunos relacionados con el sueño:


Licencia de Creative Commons

Documents relacionats

No hi ha documents relacionats

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado
Artículo
Apnea del son. Un problema de salut amb repercussions importants sobre l'accidentabilitat
Sonia Alonso
Enfermera especialista en enfermería del trabajo y técnica superior en prevención de riesgos laborales de la División de Servicios de Prevención de MC MUTUAL

En aquest article expliquem que és l'apnea del son, què representa aquest problema de salut, quins són els factors de risc i senyals d'alarma, els problemes associats i quines recomanacions cal seguir per prevenir-la.
Imagen imprimir

(en castellà)

La apnea del sueño es un trastorno respiratorio que tiene lugar cuando se interrumpe repentinamente la respiración (apnea) durante periodos de más de 10 segundos mientras dormimos, pudiendo llegar incluso hasta los 2 minutos de duración. Las personas que la sufren tienen cada hora entre 5 y 30 episodios, o incluso más.

Estas interrupciones de la respiración producen un descenso de los niveles de oxígeno y un aumento de los niveles de dióxido de carbono en sangre, además de perturbar el sueño.

La forma más frecuente de apnea del sueño es la apnea obstructiva del sueño (AOS), un importante problema de salud que puede tener graves consecuencias si no se trata. Se produce por cierres repetidos de la vía aérea superior durante el sueño, con oclusión total o parcial. Se produce porque los músculos de la garganta y lengua se relajan, y la faringe se estrecha e incluso se cierra, no dejando pasar el aire.

Entre un 6 y 8 % de la población española tiene episodios de apnea del sueño, según datos de un estudio de la Sociedad Española del Sueño. La mayoría de las personas que la sufren no son conscientes de ello, por lo que existe un importante infradiagnóstico (casi del 80 %). Además, el 86 % de la población desconoce que la apnea del sueño es un trastorno que afecta a la salud y el 50 % no sabe identificar los riesgos asociados a ella.

El patrón tipo de persona que sufre AOS corresponde a un hombre con sobrepeso y que ronca, pero también afecta a las mujeres, especialmente a partir de la menopausia.

La AOS es un importante problema de salud pública debido a su elevada prevalencia y su relación en la aparición de otras enfermedades, principalmente cardiovasculares, así como por su importante impacto económico y social. Además, su tendencia es que en el futuro aumente su prevalencia debido al incremento de los factores de riesgo cardiovascular, principalmente la obesidad. La carga de mortalidad atribuible a la AOS oscila entre el 4 y 30 %.


FACTORES QUE INCREMENTAN EL RIESGO DE APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO

Cualquier persona puede padecer AOS, pero hay determinados factores que aumentan el riesgo. Estos factores son:

  • Sobrepeso y obesidad. Es el factor de riesgo más importante.
  • Edad. Se incrementa el riesgo desde la edad adulta hasta los 60 y 70 años.
  • Vías respiratorias estrechas, amígdalas, lengua y adenoides (vegetaciones) grandes, desviación del tabique nasal o problemas como la congestión nasal.
  • Consumo de tabaco. Los fumadores habituales tienen 3 veces más probabilidades de tener apnea que los no fumadores.
  • Consumo de alcohol.
  • Medicación para el insomnio como ansiolíticos, tranquilizantes e hipnóticos.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Sexo. Es de 2 a 3 veces más frecuente en hombres que en mujeres.


SÍNTOMAS DE LA APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO. SEÑALES DE ALARMA

Los síntomas de la AOS aparecen de forma lenta y gradual con el paso de los años. Esto conlleva que la mayoría de las veces la persona que la padece no sea consciente y no reconozca tener estos síntomas:

  • Ronquidos fuertes y más intensos a medida que avanza la noche.
  • Pausas respiratorias o apneas.
  • Fragmentación del sueño.
  • Excesiva somnolencia durante el día, con facilidad para dormirse de manera involuntaria, incluso realizando actividades cotidianas.
  • Fatiga matutina.
  • Dolores de cabeza que aparecen durante la mañana y desaparecen a lo largo del día.
  • Insomnio.
  • Jadeos y sensación de ahogo después de las pausas respiratorias.
  • Boca seca al despertar.
  • Deterioro cognitivo (dificultad de concentración y pérdida de memoria).
  • Alteración del estado de ánimo como irritabilidad, mal humor, ansiedad o depresión.
  • Disminución de la libido.

Los familiares, amigos o la persona con la que se comparte habitación acostumbran a ser los primeros en identificar algunos de estos síntomas. Ante la presencia de alguno de ellos, es importante consultarlo con un especialista.


REPERCUSIONES SOBRE LA SALUD

Cuando la AOS no es tratada y los síntomas asociados a ella permanecen durante un periodo largo de tiempo, aumenta la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares o metabólicas. La literatura científica relaciona la apnea del sueño con la aparición de enfermedades como:

  • Hipertensión arterial y pulmonar
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Arritmias
  • Angina de pecho o infarto agudo de miocardio
  • Aumento de 2 a 3 veces del riesgo de ictus

Además, las personas que sufren apnea del sueño tienen una peor percepción de su estado de salud.


APNEA DEL SUEÑO EN EL ÁMBITO LABORAL

Existen múltiples estudios que muestran que las personas con apnea del sueño no tratada tienen un aumento significativo del riesgo de sufrir un accidente de tráfico, así como lesiones en el lugar de trabajo, especialmente en aquellos trabajos con riesgo a terceros, manejo de máquinas peligrosas y conductores profesionales, dando lugar a una mayor siniestralidad laboral. La excesiva somnolencia diurna y la facilidad para dormirse de forma repentina e involuntaria, así como la alteración de la concentración, son las responsables de estos accidentes.

La AOS aumenta de 3 a 6 veces el riesgo de accidente de tráfico. Se estima que el 30 % de estos accidentes están relacionados con la tendencia al sueño en situaciones normales. Además, suele tratarse de accidentes más graves, ya que se producen a gran velocidad, sin frenada previa y con choque frontal.

Cuando se trata de accidentes de trabajo, la apnea del sueño eleva hasta un 50 % el riesgo de siniestralidad laboral. El AOS puede llegar a duplicar el riesgo de absentismo laboral tanto en hombres como en mujeres, así como elevar la proporción de bajas laborales con una duración mayor a 30 días.

Además, se la relaciona con aspectos como la insatisfacción en el puesto de trabajo, disminución de la productividad laboral e incluso síndrome de burnout.

La repercusión laboral de la AOS estará en relación con la intensidad de la misma, la respuesta al tratamiento y las características del puesto de trabajo. En vigilancia de la salud es de vital importancia tener en consideración este trastorno en profesiones tales como conductores profesionales, pilotos, y trabajadores a turnos o nocturnos, así como cuando se desarrollen trabajos que impliquen el uso de máquinas peligrosas o con riesgo a terceros, entre otros.


RECOMENDACIONES PARA PREVENIR LA APNEA DEL SUEÑO

Para prevenir la AOS o reducir la intensidad de sus síntomas es importante:

  • Controlar el peso y evitar el sobrepeso y la obesidad.
  • Seguir una alimentación saludable.
  • Realizar actividad física de forma regular,
  • Abandonar el consumo de tabaco.,
  • Limitar el consumo de alcohol.,
  • Mantener una buena higiene del sueño.
  • Cuidar la salud de la boca.
  • Mantener las vías nasales despejadas durante la noche.
  • Intentar respirar por la nariz en lugar de por la boca.
  • Dormir de lado e intentar no permanecer mucho tiempo boca arriba para mantener la garganta despejada.
  • Evitar la mediación para dormir.
  • Mantener la habitación humidificada.

Si quieres saber más sobre como seguir unos hábitos de vida saludables, puedes visitar nuestro Portal de Prevención y Salud Laboral, en el que encontrarás diferentes recursos sobre promoción de la salud que te ayudarán a cuidar tu salud.

Entre los recursos que te facilitamos, hay disponibles algunos relacionados con el sueño:


Licencia de Creative Commons