Publicador de contenidos

Plataformas digitales y empleo: nuevo reto en prevención de riesgos laborales
Cerrar
Artículo
Plataformas digitales y empleo: nuevo reto en prevención de riesgos laborales
Dr. José María Martínez-Sánchez
Epidemiólogo y profesor titular de la Universitat Internacional de Catalunya.
Responsable del Grupo de Evaluación de Determinantes de la Salud y Políticas Sanitarias.
10/03/2021
Plataformas digitales y empleo: nuevo reto en prevención de riesgos laborales

El cambio hacia el neoliberalismo económico y político a mediados de la década de 1970, derivado de la gran crisis, llevó a la flexibilización del mercado laboral y a la contratación a demanda de la mano de obra. Por consiguiente, se transformó la relación laboral estándar, entendida como aquel trabajo a tiempo completo, estable, con derechos y protecciones sociales, a otras nuevas formas de empleo. El trabajo estándar dejó de ser la norma.

En las últimas décadas han ido surgiendo formas de empleo alejadas de esta relación, como por ejemplo el empleo temporal, a tiempo parcial, flexible, etc. En la actualidad, el trabajo ligado a las plataformas digitales es una de las más populares, y se atribuye principalmente al rápido desarrollo de la tecnología y su introducción en el mercado laboral. Algunos ejemplos serían los trabajos generados por las empresas Uber, Deliveroo o Glovo.


LAS PLATAFORMAS DIGITALES. NUEVAS MANERAS DE TRABAJAR

El trabajo ligado a las plataformas digitales se basa en espacios virtuales laborales que utilizan la tecnología para conectar a los trabajadores con los consumidores para tareas puntuales, que son completados virtualmente o en persona, y llevados a cabo por un trabajador contratado a demanda.

Este tipo de trabajo se puede clasificar de la siguiente manera:

  • Trabajo colectivo. La tarea se desarrolla a través de internet y se ofrece a un conjunto de trabajadores.
  • Trabajo esporádico a demanda. La tarea se basa en la ubicación y se otorga a individuos.

Un artículo publicado en Technological Forecasting and Social Change que mide la utilización de plataformas de trabajo digital (excluyendo plataformas para servicios locales como Uber) sugirió que su uso está creciendo en todo el mundo. Incluso algunos autores describen a los trabajadores a demanda como una nueva clase social potencial, similar al "precariat", o una nueva clase de trabajadores precarios llamada "cybertariat".


ECONOMÍA BASADA EN EL TRABAJO ESPORÁDICO

En la actualidad, las posibles implicaciones positivas y negativas de la emergente economía basada en trabajo esporádico no se comprenden completamente debido a la reciente popularidad del sector. Por un lado, el trabajo esporádico puede crear nuevas oportunidades de trabajo en países y sectores que sufren desempleo y subempleo. Además, una razón común para ser un trabajador esporádico es la flexibilidad que proporciona. Por otro lado, el trabajo a demanda desafía la relación tradicional empleador-empleado.

La mayoría de las plataformas consideran a los trabajadores como autónomos en lugar de empleados. Estos trabajadores permanecen en una zona gris como trabajadores autónomos dependientes, entre el trabajo por cuenta propia y el trabajo asalariado, sufriendo las desventajas de trabajar por cuenta propia (como la inseguridad económica) y la distribución de los beneficios (como el control sobre el trabajo). De hecho, ha habido muchas movilizaciones por parte de los repartidores que trabajan para plataformas digitales en España, alegando que deberían ser trabajadores asalariados en lugar de trabajadores autónomos. La Inspección de Trabajo y Seguridad Social, organismo dependiente del Ministerio de Trabajo español, ha dictado que en muchas ciudades como Barcelona, ​​Alicante, Zaragoza, Valencia y Madrid, los repartidores que trabajan para plataformas digitales son falsos autónomos y deberían ser asalariados de las mismas plataformas.


NUEVAS CONDICIONES DE EMPLEO

Estas formas de empleo no estándar ligadas a plataformas digitales representan un reto en el estudio de las condiciones de empleo como determinantes sociales de la salud. A nivel europeo, la ‘preocupación’ por incrementar la cantidad junto con la calidad del trabajo quedó reflejada en la Estrategia de Lisboa y objetivos de Europa para 2020 de la Unión Europea (UE). La preocupación se basa en estudios epidemiológicos que muestran que las formas de empleo no estándar tienen un impacto negativo en la salud. En este sentido, se destacan algunos aspectos:

  • Los individuos con empleos no estándar tienen mayor probabilidad de estar expuestos a un entorno de trabajo insalubre (como exposición a acoso laboral o riesgos físicos), lo cual se asocia a sufrir más accidentes laborales.
  • El trabajo esporádico ligado a las plataformas digitales comparte algunas características con el empleo precario (EP), como la baja organización laboral, la temporalidad y la baja protección social.
  • El EP también es un determinante social importante de la salud y se ha asociado con condiciones de salud mental y física, y también con accidentes y lesiones ocupacionales, así como a la baja por enfermedad de más de 15 días por año.

Por todo ello, los repartidores ligados a plataformas digitales (trabajadores esporádicos) podrían no estar protegidos adecuadamente de los riesgos laborales y, por lo tanto, estar más expuestos a ellos. En este sentido, la investigación en salud laboral debe prestar atención al creciente sector de reparto a domicilio (con empresas como Deliveroo, Glovo, Uber Eats, etc.).


ESTUDIO DE LOS PRINCIPALES RIESGOS LABORALES

Desde el grupo de Evaluación de Determinantes de la Salud y Políticas Sanitarias de la Universitat Internacional de Catalunya hemos realizado una investigación, gracias a la  XIII Beca I+D en Prevención de Riesgos Laborales de la Fundación Prevent, para conocer los principales riesgos laborales (cumplimiento de las normas de tráfico) y el uso de equipamiento de protección personal y del vehículo de los trabajadores ligados a plataformas digitales.

En este estudio de investigación obtuvimos, mediante la técnica de observación directa, información de 803 trabajadores ligados a plataformas digitales de reparto de comida en la ciudad de Barcelona. Los resultados principales del trabajo mostraron lo siguiente:

  • La mayoría de los repartidores ligados a plataformas digitales eran hombres (98%), de 18 a 25 años (56,9%), usaban la bicicleta como vehículo de trabajo (64,4%) y trabajaban por las tardes (54,8%).
  • Se encontraron diferencias en el tipo de vehículo utilizado según diferentes variables estudiadas:
  • Los hombres jóvenes utilizaban más la bicicleta.
  • Las mujeres y las personas adultas utilizaban más la motocicleta.
  • Los repartidores observados en días de buena meteorología y al mediodía utilizaban más la bicicleta.
  • Los repartidores observados en días de mal tiempo y por la tarde utilizaban más la motocicleta.
  • Solo el 41% de los repartidores que iban en bicicleta respetaban las señales de tráfico y el 46% conducía en el carril correcto, mientras que el cumplimiento fue cercano al 100% entre los repartidores que iban en motocicleta. Entre los que utilizaban la bicicleta, el cumplimiento de las normas de tráfico era menor entre hombres, trabajadores jóvenes (18-25 años), en días de buena meteorología y al mediodía.
  • El uso del casco fue un 87% menor entre los repartidores en bicicleta en comparación con los repartidores en motocicleta (13% vs 99%).
  • El 31% y 15% de los repartidores que utilizaban la bicicleta como vehículo de reparto tenían elementos reflectores y luz frontal en su bicicleta, respectivamente.
  • Los repartidores que utilizaban la motocicleta como vehículo de reparto tenían con más frecuencia un soporte para teléfono si lo comparamos con los ciclistas (un 78% frente al 36%).
  • En general, los repartidores jóvenes cumplían con menos frecuencia las normas de tráfico y usaban menos los equipamientos de protección personal y del vehículo.


CONCLUSIONES

Los repartidores a domicilio que trabajan para plataformas digitales tienen un alto riesgo de lesiones laborales, agravadas por el uso irregular del equipamiento de protección personal y las frecuentes violaciones de las normas de tráfico, especialmente entre los repartidores que utilizan la bicicleta para los repartos.

En la actualidad, el tipo de empleo que están generando estas plataformas en rápido crecimiento es un importante problema de salud pública, así como el posible impacto en la salud de estos trabajadores. Por todo ello, y a la luz de los resultados de nuestro estudio, es imprescindible que se lleve a cabo una monitorización de los indicadores de empleo precario y condiciones laborales para poder ejercer una vigilancia de la salud de estos trabajadores, actualmente nula o escasa. Esta monitorización y vigilancia permitirá conocer si estas nuevas formas de empleo afectan a la salud y cómo lo hacen. Y finalmente, con la evidencia epidemiológica sobre la mesa, promover la legislación pertinente de estas nuevas formas de empleo para así evitar el aumento de accidentes laborales y la creación de empleo precario.

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado