Publicador de contenidos

Mujer, trabajo, adicciones y prevención
Cerrar
Artículo
Mujer, trabajo, adicciones y prevención
Fernando Ribas de Pina
Técnico en Intervención en el Ámbito Laboral de Proyecto Hombre
21/04/2021
Mujer, trabajo, adicciones y prevención

Las expectativas socioculturales sobre las mujeres en el trabajo son distintas que las que hay sobre los hombres. Este hecho supone una serie de trabas a su proyección profesional, barreras y estereotipos que se transforman en riesgos psicosociales específicos y que favorecen consumos de riesgo.


DIFICULTADES POR SER MUJER

Las mujeres suponen el 45% de la fuerza laboral de nuestro país, mientras que alcanzan solo el 16,4% de los puestos directivos en España. Esta es una muestra evidente del denominado 'techo de cristal.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) reflejan, en su IV informe Brecha salarial y Techo de cristal, que la brecha salarial se ha incrementado durante el 2019, alcanzando una media de 4.915 euros menos de sueldo para las mujeres, frente a los que percibieron los hombres.

Durante generaciones el trabajo de la mujer se ha considerado como un complemento al del hombre, una infravaloración que les obliga a demostrar constantemente su cualificación y capacidad y que tiene un reflejo en el mayor número de contratos parciales.

Además, para demasiadas mujeres el trabajo es una carga añadida, viéndose obligadas a responder a una dualidad laboral al seguir cubriendo las responsabilidades familiares (hogar, hijos, mayores, enfermos, etc.) y las exigencias de la jornada laboral externa.


CARACTERÍSTICAS DEL CONSUMO

La frustración, el estrés, la culpa, la infravaloración o el acoso pueden generar el suficiente malestar y ansiedad como para iniciar relaciones con algunas sustancias, y también facilitan su continuidad hasta alcanzar una relación conflictiva.

Las mujeres tienden a consumir sin ostentación y en soledad, ante todo sustancias legales (alcohol e hipnosedantes), huyendo de la mayor penalización y estigma que sufren por ello, así como de su propio juicio. De este modo, la problemática se invisibiliza y se incrementa, puesto que si no se ve, no existe. Todo ello dificulta la intervención temprana.


Fuente. Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones (MSCBS) (elaboración propia)


VARIABLES PARA LA PREVENCIÓN

El primer paso para diseñar unas acciones de prevención eficaces es conocer la realidad de cada empresa y colectivo, los factores de riesgo presentes, tanto generales como específicos de las mujeres, y la cultura de consumo que existe mediante un análisis de la empresa. Deben diseñarse estrategias que sirvan para toda la población, realizando prevención, una labor de sensibilización, información y formación adecuada al colectivo, así como acciones para reducir los factores de riesgo y potenciar los de protección.

Algunas de las variables para tener en cuenta en las acciones de prevención son las siguientes:


La invisibilidad de los consumos femeninos

Hay que facilitar la visibilización de los consumos mediante un protocolo que asegure la confidencialidad y genere confianza.


El peso del estigma

La reducción del estigma supone una amplia labor educativa para toda la población y debe realizarse de forma cíclica.


Preferencia por determinadas sustancias

Las sustancias legales son más económicas y menos marginales. Deben romperse los mitos que facilitan su consumo, y aún más cuando las sustancias son legales.


Intervenir sobre los factores de riesgo prioritariamente femeninos

Existe el riesgo de no actuar por dos motivos distintos:

  1. Que la representación femenina entre el colectivo laboral sea baja. Precisamente en esta situación hay que ser más escrupuloso, puesto que una baja presencia de mujeres, sumada a la habitual invisibilidad de sus problemas, facilita que pasen desapercibidas, privándolas de su derecho a la promoción de la salud.
  2. Pensar que su área de trabajo no supone un riesgo. La piedra angular sobre la que se debe trabajar es la promoción de la salud y el bienestar.

El primer riesgo de toda adicción es la salud de la propia persona. Desde ahí hay que ofrecer las estrategias preventivas y de tratamiento que ayuden a aumentar los hábitos saludables de cada persona, ya sea hombre o mujer. Tal y como la Organización Internacional del Trabajo plantea, debe realizarse mediante la Promoción de la Salud en el trabajo, que ayuda a minimizar la visión reduccionista de consumo-siniestralidad.


Recoger estas variables en el acuerdo y los protocolos consensuados

El acuerdo plasma las intenciones en compromisos, luego genera seguridad y, con ella, confianza. La confianza reduce el miedo, facilitando el reconocimiento y la intervención temprana. Para que esto sea igual de efectivo con las mujeres trabajadoras, ha de diseñarse con la perspectiva de su realidad.

La visión de género en todas las acciones de prevención y protocolos exige la presencia de mujeres en su diseño y, recomendablemente, en su implantación y seguimiento. Hay que recordar que la discriminación positiva tiene todo el sentido cuando existe una discriminación negativa que compensar.

Alcanzar la igualdad de derechos entre las mujeres y los hombres no solo incumbe a los legisladores o al empoderamiento de las mujeres,. Incumbe a toda la sociedad. Esa igualdad es una necesidad, independientemente de los géneros. Los pasos hacia la prevención, hacia la salud, son pasos hacia la justicia.


LAS APORTACIONES DE LA LEGISLACIÓN

No hay que olvidar que la legislación española está avanzando para alcanzar un nivel de protección e igualdad real para las mujeres trabajadoras. Medidas recogidas en Reales Decretos como el 6/2019, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades en el empleo, o el 901/2020, sobre registro y depósito de convenios y acuerdos colectivos, y más recientemente el de igualdad retributiva entre mujeres y hombres el RD 902/2020, de 13 de octubre, son tres claros ejemplos.

No podemos quedarnos en el cumplimiento, 'cumplo y miento', porque el cumplimiento administrativo no significa estar trabajando por los objetivos de la norma.

Generar salud es un objetivo y, para hacerlo bien, seguramente tengamos que ir más allá de los mínimos de la ley, da lo mismo si se enmarca en acciones de Empresa Saludable, en la Responsabilidad Social Corporativa o en el cumplimiento de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible.

Los cambios legales son importantes y de gran ayuda, pero han de conducir a un cambio cultural, a un paradigma de expectativas y relaciones laborales basadas en la justicia y la equidad.

Con el Real Decreto de 2019 se han de implantar planes de igualdad, comenzando por las empresas de mayor volumen y concluyendo con las de más de 50 personas en plantilla en 2022. El Plan de Igualdad no puede ser igual para todas las empresas, cada cual tiene sus particularidades y una realidad de inicio distinta. Lo que sí existen son unos criterios mínimos que deben contener todos los planes.

Estos Reales Decretos intervienen sobre algunos de los factores de riesgo que propician relaciones de riesgos con las adicciones, luego facilitan su prevención. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • La exclusión en los procesos de selección, en los que la adopción del currículo ciego sería una medida bastante útil, ya que se excluyen aquellos datos que pueden conducir a una discriminación laboral.
  • Fomento de la corresponsabilidad en la familia y con una legislación que facilite y no penalice, puesto que el arquetipo social de mujer–cuidadora, no solo limita su vida profesional actual, sino que la empobrece en su jubilación.
  • Aportaciones para reducir el lenguaje sexista, porque la palabras son muy poderosas y conforman nuestros pensamientos, no solo los expresan. De esta forma se plantea hablar de persona trabajadora, en lugar de trabajador, se concede permiso por cuidado del lactante o del neonato, en lugar de permiso de lactancia, permiso por nacimiento en lugar de permiso de maternidad o paternidad.

En todo caso, los cambios más profundos serán los culturales, que surgirán de multitud de ejemplos, de personas y entidades sensibles y valientes que vayan dando pasos claros, algunos pequeños, otros más grandes, pero todos sinceros.

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado