Publicador de contenidos

La Comisión Europea publica su propuesta de Estrategia de Sostenibilidad para las sustancias químicas
Cerrar
Artículo
La Comisión Europea publica su propuesta de Estrategia de Sostenibilidad para las sustancias químicas
Emilio Castejón Vilella
Ingeniero Industrial. Técnico Superior en PRL
23/04/2021
La Comisión Europea publica su propuesta de Estrategia de Sostenibilidad para las sustancias químicas

El pasado 14 de octubre la Comisión Europea publicó su propuesta de Estrategia de sostenibilidad para las sustancias químicas1, propuesta que deberá ser posteriormente aprobada por el Parlamento y el Consejo.

La Estrategia tiene como objetivo "lograr un entorno sin sustancias tóxicas, donde las sustancias químicas se produzcan y utilicen de tal manera que se maximice su contribución a la sociedad..., pero se evite causar daños al planeta y a las generaciones actuales y futuras".

La Estrategia, incluida en el Pacto Verde Europeo2 adoptado en diciembre de 2019, y propone una nueva jerarquía en la gestión de las sustancias químicas que debería llevarnos hacia el fin de las sustancias tóxicas y que se muestra en el siguiente gráfico:

Gráfico 1. Hacia el fin de las sustancias tóxicas: una nueva jerarquía en la gestión de las sustancias químicas


La Estrategia se articula en cinco ámbitos de actuación: la innovación, el reforzamiento del marco jurídico, la simplificación y consolidación de dicho marco, el establecimiento de una base de conocimientos exhaustiva y, finalmente, ser el ejemplo de gestión racional mundial de las sustancias químicas. Recogemos a continuación los aspectos más relevantes de cada uno de ellos.


1. Innovar con vistas al desarrollo de sustancias químicas seguras y sostenibles

  • Para que en el mercado solo estén disponibles sustancias químicas seguras y sostenibles, la primera línea de actuación es promover dicho tipo de sustancias "desde el diseño". Para ello, la "Comisión elaborará criterios en materia de seguridad y sostenibilidad desde el diseño".
  • La segunda línea es la "instauración de ciclos de productos seguros y de materiales no tóxicos" que garanticen que todas las materias primas sean siempre seguras, en la línea de lo establecido por el Plan de Acción para la Economía Circular3. Para ello, la Comisión reducirá al mínimo la presencia de sustancias preocupantes en los productos mediante nuevos requisitos legales y desarrollará metodologías para la evaluación del riesgo que incluyan todo el ciclo de vida.
  • La tercera línea es "impulsar la ecologización y digitalización de la producción de sustancias químicas", promoviendo procesos y tecnologías novedosos y más limpios.
  • La cuarta línea se centra en "reforzar la autonomía estratégica abierta de la UE", para lo cual la Comisión promoverá la resiliencia del suministro y la sostenibilidad de las sustancias químicas utilizadas en aplicaciones esenciales para la sociedad.


2. Reforzar el marco jurídico para abordar las acuciantes cuestiones medioambientales y sanitarias

La Comisión considera que el reforzamiento del marco jurídico debe centrarse en los Reglamentos REACH y CLP y complementarse mediante la normativa que regula los productos de consumo. A tal fin, establece tres líneas de actuación:

  • La primera línea se orienta a la protección de los consumidores, los grupos vulnerables y los trabajadores frente a las sustancias químicas más nocivas. Para ello, se adoptarán las medidas necesarias para garantizar que los productos de consumo no contengan sustancias cancerígenas, mutágenas o teratógenas, que afecten al sistema endocrino o que sean persistentes o bioacumulables.
  • Se reforzará la protección de los trabajadores mediante la fijación de nuevos límites de exposición profesional, así como la reducción de los actuales para el plomo y el amianto, y estableciendo un valor límite vinculante para los diisocianatos.
  • La segunda línea se dirige a la protección de las personas y el medio ambiente de los efectos combinados de las sustancias químicas, para lo cual la Comisión introducirá en REACH uno o varios factores de evaluación de la seguridad de las mezclas.
  • La tercera línea se dirige a conseguir una contaminación química cero en el medio ambiente, para lo cual la Comisión propondrá nuevas clases y criterios de peligro en el Reglamento CLP, introduciendo los alteradores endocrinos y las sustancias persistentes, móviles y tóxicas en las categorías de sustancias extremadamente preocupantes.


3. Simplificar y consolidar el marco jurídico

Aunque el marco regulador de la UE para las sustancias químicas es adecuado para su finalidad, algunas deficiencias impiden que alcance su pleno potencial. Para resolver este problema, se señalan dos líneas de actuación.

  • La primera línea se orienta a que los procesos de evaluación sean más sencillos y transparentes y, bautizada con el nombre de "Una sustancia, una evaluación", se resume en el siguiente gráfico:

Gráfico 2: Una sustancia, una evaluación

  • La segunda línea se denomina "Enfoque de tolerancia cero en caso de incumplimiento" y se concretará en el reforzamiento de los principios de que "no hay comercialización sin registro" y de que "quien contamina paga", exigiendo la conformidad de todos los expedientes de registro y revocando los números de registro en caso de falta de conformidad.


4. Una base de conocimientos exhaustiva sobre sustancias químicas

Existen todavía déficits de conocimiento sobre las propiedades intrínsecas de la gran mayoría de las sustancias químicas que no se fabrican en grandes cantidades. Para cubrir este déficit, se proponen dos líneas de actuación.

  • La primera línea se dirige a la mejora de la disponibilidad de datos químicos, para lo cual la Comisión presentará una propuesta para extender la obligación de registro en REACH a determinados polímeros y modificará los requisitos de información de REACH para permitir una identificación efectiva de las sustancias con propiedades de peligro crítico y de todas las sustancias cancerígenas fabricadas o importadas en la UE, independientemente del volumen.
  • La segunda línea se orienta a lograr una interrelación más estrecha entre ciencia y política en el ámbito de las sustancias químicas, para lo cual la Comisión establecerá una agenda de investigación e innovación y desarrollará un sistema de alerta de la UE a fin de garantizar que los riesgos químicos emergentes se aborden tan pronto como se detecten.


5. Promover normas de seguridad y sostenibilidad fuera de la UE

Para alcanzar el objetivo de una gestión racional mundial de las sustancias químicas, los avances siguen siendo insuficientes. A fin de que la Unión Europea desempeñe un papel de liderazgo en la defensa y promoción de normas exigentes en el mundo, se plantean dos líneas de actuación.

  • La primera línea se dirige a reforzar las normas internacionales, para lo cual la UE fomentará la aplicación del Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (SGA).
  • La segunda línea se orienta a promover normas de seguridad y sostenibilidad fuera de la UE, para lo cual la Unión promoverá la gestión racional de las sustancias químicas en foros internacionales y garantizará que las sustancias químicas prohibidas en la Unión Europea no se fabriquen para la exportación.

 

PRIMERAS REPERCUSIONES

La propuesta de la Comisión ha recibido una buena acogida por parte de las organizaciones medioambientales. Así, el European Environmental Bureau (EEB) ha declarado4: “Damos una calurosa bienvenida a esta estrategia ambiental libre de tóxicos y su objetivo de contaminación cero porque enfrentamos una amenaza seria y creciente de un enemigo invisible... Compromisos similares no han ido a ninguna parte en el pasado, pero la Comisión Von der Leyen está construyendo una reputación orientada a los resultados",

En cambio, los sindicatos consideran que los trabajadores son los grandes perdedores, al no haberse anunciado medidas concretas para reforzar su protección aparte de reducir los valores límite existentes para el amianto y el plomo e introducir uno nuevo para los diisocianatos5 .

Por su parte, la patronal química europea, CEFIC, no se ha pronunciado específicamente sobre la estrategia, pero su nuevo presidente, Martin Brudermüller, primer ejecutivo de BASF, elegido el 15 de octubre, escribió ese mismo día en una carta abiertaque "CEFIC ha expresado claramente el apoyo de nuestro sector al Pacto Verde Europeo y a la voluntad europea de ser climáticamente neutra en 2050". Buena señal.

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado