Publicador de contenidos

Envejecimiento activo y talento sénior
Cerrar
Artículo
Envejecimiento activo y talento sénior
Avatar autor Natàlia Gimferrer, Técnica en Promoción de la Salud de MC MUTUAL
Técnica en Promoción de la Salud de MC MUTUAL
22/07/2021
Envejecimiento activo y talento sénior

El número de personas mayores crece al mismo tiempo que la necesidad de adaptación a este cambio social. A nivel mundial, el progresivo envejecimiento de la población plantea numerosas consecuencias para casi todos los sectores de la sociedad: la salud, el mercado laboral, financiero, la demanda de bienes y servicios, etc. El índice de envejecimiento es un indicador que refleja la realidad demográfica de España. En 2020, se volvió a registrar un máximo histórico de envejecimiento, un 125,7 %, es decir, 125 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16. Ante esta situación, se hace cada vez más necesario el desarrollo de intervenciones con distintos enfoques, entre ellos, la promoción de la salud en el trabajo, con el fin de evitar una revolución demográfica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que una persona se considera sénior a partir de los 60 años. Sin embargo, no existe una regulación oficial que delimite con precisión la edad a partir de la que, en el ámbito profesional, un trabajador se considera sénior. A nivel empresarial, aparece la necesidad de ampliar la visión del concepto y se considera a los trabajadores a partir de los 50 o 55 años, como trabajador sénior.

En este artículo vamos a centrarnos en los principales retos a los que se enfrenta la sociedad actual con el número de personas mayores de 50 años en el ámbito laboral, así como los retos para las empresas al hacer frente al envejecimiento de gran parte de su personal y los retos propios de aquellas personas en proceso de envejecimiento.


¿EN QUÉ PUNTO NOS ENCONTRAMOS AHORA?

El envejecimiento de la población está a punto de convertirse en una de las transformaciones sociales más significativas del siglo XXI. La pirámide poblacional experimenta el cambio más acusado de su historia, cambiando su forma de manera exagerada.

Pirámides de población de españa (Instituto Nacional de Estadística)

Fuente: Instituto Nacional de Estadística


En la actualidad, una de cada nueve personas en el mundo tiene 60 años o más y, según datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en 2045 las personas mayores de 60 años representarán el 32% de la población mundial y superarán por primera vez en la historia el número de niños. El envejecimiento de la población es una realidad imparable y su evolución redibujará un nuevo mercado de trabajo en pocos años.

El grupo de edad más numeroso actualmente es el de 40 a 44 años, pero esto cambiará tanto en 2031 como en 2066, cuando el grupo con más personas será el de 55 a 59 años. Según un informe de Randstad, empresa de recursos humanos, en colaboración con la Universidad de Sheffield, Regioplan Policy Research y SEO Economic Reseach, en los próximos 20 años el promedio de la edad de la población activa aumentará. La previsión es que en 2030 España dispondrá de un millón menos de profesionales en edad de trabajar y 3 millones más de personas mayores de 65 años.


RETOS PARA LA EMPRESA

Los profesionales séniors, aquellos mayores de 50 años, representan un grupo heterogéneo en la empresa por varios motivos: poseen amplios conocimientos técnicos, experiencia de años, estabilidad personal y laboral e importantes ventajas fiscales de contratación. Además, suelen tener un amplio abanico de contactos en el sector en el que trabajan.

Por otro lado, la imagen de una persona mayor de 55 años suele concebirse como la de un profesional en la antesala de la jubilación, desmotivado y con poco valor añadido. De hecho, un 40% de los profesionales de RR. HH. admite descartar automáticamente los currículums de los profesionales mayores de 55 años, según el informe #TuEdadEsUnTesoro, de la Fundación Adecco.

Actualmente, esta imagen anticuada debe dar un giro radical hacia una mentalidad más renovada que reconozca el incuestionable valor del talento sénior como uno de los pilares fundamentales del tejido productivo empresarial. Además, dicho talento sénior apunta a convertirse en la fuerza laboral predominante de nuestro mercado.

Todo esto nos obliga a tomar iniciativas. Ahora ya resulta imprescindible adaptar entornos de trabajo y posiciones a una fuerza laboral cuya media de edad es cada vez mayor. Así, velar por la salud y el bienestar de los trabajadores sénior pasa a ser un punto crucial en el entramado empresarial.

Por una parte, que la edad no conlleve una merma de las capacidades de los trabajadores, sino que puedan seguir aportando valor a medida que cumplen años. Por otra parte es importante la conciliación laboral, el aprendizaje permanente o la gestión de conflictos y, finalmente, todos aquellos aspectos relacionados con la salud general: riesgo cardiovascular, alimentación, actividad física o bienestar emocional. Todos ellos son aspectos que aseguran una productividad a lo largo de toda una vida activa.


RETOS PARA EL TRABAJADOR

Cuidarse debe empezar a hacerse mucho antes de los 50 años. De hecho, debería hacerse siempre, pero en la mayoría de ocasiones uno no toma conciencia de su salud hasta que aparece algún problema. Veamos de qué maneras los trabajadores séniors pueden entrenar su salud y bienestar:

  • Busca un espacio en tu agenda a la práctica de actividad física. A no ser que tu profesional sanitario te diga lo contrario, haz lo que más te guste, lo importante es que disfrutes con la actividad física.
  • Implementa pequeños cambios que marquen el camino a una vida más activa: evita el ascensor y sube escaleras, camina siempre que puedas, esquiva la primera o la última para de autobús o metro, evita aparcar justo en la puerta, etc.
  • Que el dolor no te pare, porque si te paras el dolor irá a más.
  • Asegura el aporte diario de calcio y vitamina D para una buena salud ósea. El calcio lo encontramos en los productos lácteos (siempre que se toleren y se consuman), almendras, avellanas, semillas de sésamo, pescado pequeño (boquerón, chanquete…), legumbres y hojas verdes (espinacas, acelgas…). La vitamina D, que ayuda a la absorción del calcio, la encontramos en el pescado azul, el huevo, los productos lácteos y con una adecuada exposición al sol.
  • Aumenta la ingesta de ácidos grasos, sobre todo los omega 3 presentes en el pescado azul y los frutos secos. Su papel es importante en la prevención de enfermedades cardiovasculares.
  • Reduce la ingesta de sal, puesto que una dieta alta en sodio (sal) se asocia con la hipertensión. Evita los alimentos preparados/precocinados, embutidos, conservas, snacks
  • Limita las grasas saturadas, trans y el colesterol. El consumo de este tipo de grasas se relaciona con el origen de enfermedades cardiovasculares, respiratorias, diabetes o cáncer. Evita o limita el consumo de embutidos, fritos, comida rápida, bollería industrial, galletas, patatas y similares, margarinas, preenvasados, congelados y aperitivos.
  • Ejercita tu mente. Practicar de 30 a 45 minutos, tres o más veces a la semana, actividades lúdicas como: leer, hacer crucigramas, sopas de letras o rompecabezas, u otras más complejas como jugar a cartas, al ajedrez, al dominó o al Scrabble, tiene efectos beneficiosos para la memoria.
  • Aprende nuevas habilidades. Este tipo de estimulación puede contrarrestar los cambios en nuestro cerebro relacionados con el envejecimiento.
  • Practica mindfulness o atención plena, puede ayudarte a mantener tu capacidad de atención, regulación emocional y autoconsciencia.
  • Cuida tus hábitos de sueño. Tener una buena calidad de sueño se asocia con una mejor función cognitiva y una menor atrofia del cerebro en edades avanzadas. Procura acostarte siempre a la misma hora, duerme entre 7 y 9 horas.

En definitiva, el futuro se tiñe de séniors en las empresas y adaptarse al cambio será la clave del éxito tanto en clave empresarial como en salud y bienestar.

Para ayudar a las empresas en su enfoque hacia un envejecimiento saludable, hemos desarrollado la colección "Envejecimiento activo", que contiene diversos materiales destinados a divulgar la importancia de un envejecimiento saludable como un requisito indispensable para garantizar esta etapa de la vida con una buena salud física, mental y emocional.


Licencia de Creative Commons

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado