Publicador de contenidos

¿Es necesario abordar la prevención de riesgos laborales con perspectiva de género?
Cerrar
Artículo
¿Es necesario abordar la prevención de riesgos laborales con perspectiva de género?
Cristina Bercero · Rudolf van der Haar
Técnicos Superiores en PRL del Servicio de Condiciones Ambientales de MC MUTUAL
23/02/2021

¿Sabías que casi la mitad de la población trabajadora son mujeres? ¿Sabías que la exposición a plomo puede comportarles una mayor toxicidad? ¿Sabías que por cada hombre con cervicalgia crónica o síndrome del túnel carpiano hay dos mujeres con esta patología? Estos son solo algunos ejemplos que reflejan la importancia de incorporar la perspectiva de género en la práctica de la prevención de riesgos laborales (PRL), y más teniendo en cuenta que en las últimas décadas su relevancia ha ido en aumento por el crecimiento de la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo, que casi iguala a la de los hombres.

Desde MC MUTUAL queremos dar visibilidad a este tema y por ello hemos iniciado recientemente el proyecto 360ºPRL: Abordando la PRL con perspectiva de género, que contempla el desarrollo de una serie de webinarios y publicaciones durante el transcurso de este año.

El proyecto se basa en iniciativas de agencias internacionales. Queremos destacar las llevadas a cabo por la Organización Internacional del Trabajo1 (OIT)  y la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo2 (EU-OSHA), que desde hace varios años están analizando la PRL desde la perspectiva de género, indicando las diferencias a las que se enfrentan mujeres y hombres por trabajar en determinados sectores económicos y la respuesta desigual ante los riesgos laborales. Han publicado información sobre mejoras en temas de igualdad y han impulsado que estas se recojan en normas y convenios internacionales, como por ejemplo el Convenio 183 y la Recomendación 191 (2000) de la OIT sobre la protección de la maternidad y la Estrategia Comunitaria de Salud y Seguridad en el Trabajo (2007-2012), que subrayó la importancia de tener en cuenta el aspecto de género en los temas relacionados con la PRL.


LA IMPORTANCIA DEL ABORDAJE DE GÉNERO EN LA PRL

Eludir las diferencias de género en la aplicación de la prevención de riesgos laborales implica su desprotección. Los motivos son varios:


Desigualdades en las condiciones de trabajo

Existen desigualdades importantes en las condiciones de trabajo entre hombres y mujeres que causan diferencias en la exposición a los riesgos laborales.

La participación de la mujer en el mercado laboral sigue caracterizándose en una mayor inestabilidad laboral por tener un contrato temporal o incluso trabajar sin contrato, y en ocupar puestos de trabajo menos cualificados y peor remunerados. Esta situación laboral puede afectar a la salud mental de la persona por la angustia de perder el trabajo o por dificultades económicas. Además, puede verse agravada en una crisis económica como, por ejemplo, la estamos viviendo actualmente con la pandemia de la COVID-19. 

Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo. 2015 6ª EWCS. España (2017)


Segregación en el mercado laboral por género

La segregación en el mercado laboral por género sigue siendo alta. Existen sectores muy feminizados donde gran parte de la población trabajadora está constituida por mujeres, así como otros altamente masculinizados. También hay empresas donde existe segregación en los diferentes puestos de trabajo.

Todas estas situaciones condicionan el tipo de riesgos a los cuales los trabajadores y trabajadoras están expuestos. Pongamos algunos ejemplos:

  • Que las mujeres puedan tener mayores problemas de dermatitis de contacto en las manos no nos tiene que extrañar sabiendo que en el sector de limpieza, muy feminizado, se utilizan productos químicos que pueden provocar este tipo de enfermedad. Los datos muestran mayor incidencia de enfermedad profesional en la piel en mujeres con casi un 43% más de casos (según datos de la Seguridad Social para el CNAE N en 2020). 
  • En el sector sanitario existe una alta incidencia de afecciones lumbares causada, entre otros, por el manejo de pacientes, que se concentra sobre todo en las trabajadoras de enfermería.
  • Los puestos de trabajo en las lineas de montaje de pequeñas piezas en las industrias también suelen ser mayoriatariamente ocupados por mujeres, generando en este colectivo un mayor riesgo de padecer lesiones de muñeca.


Diferencias físicas, fisiológicas, histológicas y metabólicas entre hombres y mujeres

Existen diferencias físicas, fisiológicas, histológicas y metabólicas entre hombres y mujeres que hacen que, ante una misma exposición laboral a factores de riesgo, los efectos puedan ser distintos. Así sabemos, por ejemplo, que las mujeres son más sensibles a los efectos sobre la salud por la exposición a plomo. El 90% del plomo absorbido se acumula en el hueso y en situaciones de hipocalcemia, como en el embarazo y la menopausia (osteoporosis), este se moviliza al torrente sanguíneo, donde puede ejercer su acción.

Además, para muchos factores de riesgo no sabemos si existen diferencias de género. ¿Provocan estos los mismos daños en mujeres y hombres? ¿Son válidos los mismos valores límite en vibraciones, estrés térmico o agentes químicos? En general, los estudios realizados para establecer la relación entre la exposición al factor de riesgo e impacto sobre la salud han sido desarrollados en hombres, es decir, sin considerar el género. A continuación explicamos algunos casos concretos en los que el género tiene importantes repercusiones:

  • Valores límites en agentes químicos. Muchos valores límite ambientales de agentes químicos están basados en estudios epidemiológicos con nula o poca participación femenina, generando así incertidumbres sobre la validez de estos valores para las trabajadoras. En este sentido, es interesante conocer que las mujeres presentan un porcentaje de tejido graso de entre un 15 y un 20% mayor que en los hombres, de tal manera que, ante la exposición a productos químicos liposolubles, este tejido actúa como un bioacumulador. Por lo tanto, ante una misma exposición, hombres y mujeres acumularán diferentes cantidades de productos químicos en su organismo. Este almacenamiento implica una exposición distinta, la posibilidad de liberar estas sustancias (por ejemplo durante el embarazo) y, en consecuencia, alteraciones de la salud que no se han tenido en cuenta.
  • Calor. La exposición a calor afecta de forma desigual en función del género. Esta exposición se encuentra entre una de las posibles causas de la infertilidad masculina (Messing, 1998) sobre la que es necesario hacer más estudios.
  • Los equipos de protección individual (EPI). Los EPI y ropa de trabajo han sido tradicionalmente diseñados, en cuanto a sus dimensiones antropométricas, para la población masculina, por lo que los estos no siempre se ajustan bien a las dimensiones de las trabajadoras. Los guantes o las mascarillas son un ejemplo claro, pero también hay otros más sorprendentes como el caso concreto de un viaje espacial, en el año 2019, en el que dos mujeres tenían que emprender la aventura (con la preparación que ello implica), pero una de ellas vio truncado su vuelo por falta de trajes de la talla M. También, cuando la mujer está embarazada, puede tener serias dificultades para disponer de ropa de trabajo o de protección que se adapte a los cambios físicos derivados de su estado.
    Por otra parte, no tener en cuenta el género en el diseño de ropa de trabajo puede tener otras consecuencias, como por ejemplo en condiciones de temperaturas extremas (tales como cámaras frigoríficas). Los abrigos demasiado cortos pueden comprometer la fertilidad de los trabajadores de género masculino.

A pesar de las numerosas iniciativas existentes y la participación cada vez mayor de la mujer en el mundo laboral, aún estamos muy lejos de integrar la perspectiva de género en el ámbito de la prevención. Recientemente se ha desarrollado normativa específica para valorar el riesgo laboral durante el embarazo y lactancia por su especial vulnerabilidad, que engloba un área de actuación preventiva que hace poco era desconocida y que aún tiene un largo recorrido por delante para su completa implantación.

 

Encuesta de población activa (INE)


PROYECTO “360ºPRL: ABORDANDO LA PRL CON PERSPECTIVA DE GÉNERO”

Es evidente que una evaluación de riesgos sin enfoque de género puede llevar a una valoración sesgada de los mismos. Esta situación puede llevar a eludir determinados riesgos y a la infravaloración de la exposición de las mujeres trabajadoras, tal como recoge el informe de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo3.

Este proyecto que iniciamos nace con el objetivo principal de sacar a la luz y divulgar información sobre el abordaje de género en el ámbito de la PRL. A lo largo de los próximos meses organizaremos varios webinarios en los que participarán personas que han estudiado y profundizado la visión de género en el ámbito de la salud laboral. También realizaremos una serie de entrevistas con profesionales que han trabajado directamente en la aplicación de la perspectiva de género en PRL y, por último, publicaremos en nuestro portal de prevención y salud laboral noticias, artículos y notas técnicas sobre el tema.

Abarcaremos el tema desde la perspectiva de higiene industrial, ergonomía y seguridad. Además, prestaremos atención a los aspectos psicosociales: el acoso sexual en el trabajo, la segregación que sufren las mujeres a la hora de acceder a niveles de responsabilidad y salarial, y las diferencias de género en cuanto a las cargas de trabajo doméstico o de cuidados asumidas.

Mediante este proyecto queremos concienciar a los profesionales de la PRL, además de a las empresas y trabajadores, sobre la necesidad de incluir el enfoque de género en la evaluación de riesgos, las actuaciones preventivas y la vigilancia de salud

Consideramos, además, que este proyecto encaja perfectamente con la nueva normativa aprobada recientemente relacionada con la igualdad laboral entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación4,5, que podría ser una puerta para fomentar la igualdad también en el ámbito de la prevención de riesgos laborales. 

Mejorar la salud de la población trabajadora es nuestro fin, sin dejarnos a nadie, ni mujeres ni hombres. El objetivo es claro: alcanzar una prevención de riesgos laborales integral/universal.

No te pierdas ninguna de las acciones que llevaremos a cabo, mantente informado en el portal de prevención y salud laboral de MC MUTUAL.

 

Licencia de Creative Commons

McPortletPortalprevencionValoracionView

Like positivo desactivado
Like negativo desactivado